Páginas

sábado, 21 de julio de 2012

Llega el verano



Y con él, los problemas derivados de la excesiva exposición a los rayos solares.
Uno de los problemas más habituales son las quemaduras, que se clasifican en tres grados:
a) quemaduras de primer grado Son las que no forman ampollas.
b) las de segundo grado .Son las que forman ampollas.
c) las de tercer grado Son las más profundas, que destruyen la piel y dejan la herida en carne viva.
¡¡¡Atención, el tratamiento sugerido para quemaduras de segundo y tercer grado es la atención médica inmediata!!!

a) Es importante ante una quemadura leve poner agua fría o hielo (no directamente sobre la piel, ojo) sobre ella inmediatamente para eliminar el calor acumulado. Untar un poco de gel/crema de Aloe; ello ayudará a la recuperación. No precisa más tratamiento.

b) En las quemaduras con ampolla se debe procurar que esta no se reviente, para prevenir que entre la infección a la carne. Si ya se ha reventado, lavar la herida con agua destilada o hervida fría, luego untar gelatina de Aloe Vera; tapar la zona a tratar con una gasa impregnada en gelatina de Aloe. i se llegara a infectar la herida consultar con el médico, además tomar Propóleo de abeja y/o ajo, son antibióticos y combaten las infecciones.

c) En las quemaduras profundas o muy extensas se debe hacer como en el caso b), sumergir durante 10 min.  en agua destilada o hervida fría y llevar en seguida al hospital, aplicar gelatina/crema de Aloe y cubrir con una gasa untada de gelatina/crema de Aloe Vera.
En cualquier de los tres casos:
Tomar aceite de pescado y de oliva con Omega-3, además de comer mucho pescado las vitaminas A, complejo B, E, C y D son de gran importancia para el buen funcionamiento de la piel y del sistema nervioso.
Si la quemadura es muy extensa puede asociarse con deshidratación, por lo que se debería tomar mucha agua o, mejor, suero. (Una cucharada de azúcar, media de sal y una de bicarbonato en un litro de agua).

Suplementos importantes.
1- Gelatina/crema de Aloe Vera, cubrir la zona quemada abundantemente, tapar con una gasa estéril, cambiarla a diario.
2- Propóleo de abeja, 4 a 6 tabletas al día, 2 con cada comida.
3- Zumo o Pulpa de Aloe Vera, 4 a 6 vasitos de 30 ml. al dia,2 antes de las comidas.
El Aloe, además de contener todas las vitaminas anteriormente citadas, ayuda a cicatrizar, es antiinflamatorio, antibiótico e inhibidor del dolor, y resulta excelente para la piel.



Share |