Páginas

martes, 15 de mayo de 2012

El Aloe Vera y La Miel


La cura del cáncer y otras enfermedades mediante el aloe y la miel
Información del mayor purificador que existe sábila o aloe vera...
   El Poder de " Curar el Cáncer" y Muchas Otras Enfermedades con ALOE + MIEL
              DOCUMENTO QUE PERMITE ENTENDER ESTE PRECEPTO
 Hoy te voy a dar a ti, el Poder de Curar el Cáncer y cualquier otra Enfermedad por medio del uso del Precepto de la Sinergia.
 Mira, si tú coges un vaso de agua pura y echas dentro unas gotas de "tintura de yodo", tendrás que ese agua se contamina y se transforma en un agua Venenosa. Pero eso puede ser solucionado. Si coges un buen chorro de Aloe Vera y lo hechas en el agua, y revuelves, contemplarás admirado como el agua se va limpiando y purificando, y en pocos segundos, tendrás un vaso de agua pura aún más cristalina que el vaso original. Esto es así, porque el Aloe es el mayor purificador que existe. El Aloe se " come" los tóxicos, los venenos, y los transforma en nutrientes, por el mismo proceso natural, que un árbol toma el dióxido de carbono que tan venenoso es, y lo transforma en oxigeno puro para tus pulmones.
El Aloe ya limpiaba las toxinas del agua y del aire hace millones de años. Los sumerios ya usaban el Aloe para curarse, y tablillas de la época de los Reyes de Akkad  muestran recetas de medicinas hechas con Aloe. Hermes Trimegistro enseñó a los egipcios a usar el Aloe Vera para curar 200 enfermedades mortales, razón por la que la llamaron " la planta de la inmortalidad". De hecho los egipcios quedaron tan impresionados con el Aloe, por su capacidad de curar lo que no debería ser posible curar, que la consideraron “un dios” cuya  sangre tenía poderes espirituales y sobrenaturales, y ofrecía la belleza, la salud y la eternidad. El Aloe formaba parte del ritual de embalsamamiento y así acompañaba al faraón en su viaje a la eternidad. Las propias Cleopatra y Nefertiti usaban el Aloe para mantenerse jóvenes y bellas, para lo cual se bañaban diariamente en Aloe, lo bebían varias veces al día y hasta lo usaban de colirio para que les brillase los ojos. Si visitamos las tumbas de los faraones, podremos ver los dibujos de Aloe en las paredes junto a los jeroglíficos. Podemos también verla en el "Papiro Ebers" (el mayor libro egipcio sobre remedios y medicinas). Y si caminásemos entre las pirámides en la época Egipcia, nos asombraríamos al contemplar como todos los caminos y las propias pirámides estaban rodeadas de Aloes. Por cierto, que los egipcios tenían una medicina muy avanzada, tanto, que cualquier operación de "cirugía estética" de hoy en día eran ellos ya capaces de realizarla. En documentales puedes ver como les dan instrumentos de esa época a doctores modernos, y estos pueden utilizarlos perfectamente para sus cirugías. Los egipcios no contaban con salas esterilizadas ni  antibióticos modernos, ellos contaban con la ayuda del Aloe Vera. Para los mayas, el Aloe fue una "planta sagrada" por sus propiedades regeneradoras, y como muchas otras religiones le atribuían el poder de la vida eterna y la eterna juventud. En India, hace 5000 años, los mejores médicos indios en los libros ayurvédicos escribieron  como el Aloe es magnífico para el hígado, el sistema digestivo y respiratorio, contra quemaduras, cortes, heridas, e incluso contra la vaginitis o el herpes vaginal. En la antigua china, el Aloe fue considerado el remedio Armónico. Y si miramos los dibujos del pintor del emperador Fu-Hsi, 2800 años ac., vemos al médico del emperador colocando hojas de Aloe Vera, cortadas y abiertas, sobre las heridas de un héroe, para curarle. En Babilonia, el Aloe era  considerado como medicina, tal y como podemos ver en las tablas babilónicas. En África, se usaba el Aloe como parte importante de los rituales espirituales. Y algunas tribus como los bantúes, conseguían curar con ella, hasta enfermedades venéreas. El pueblo Galo, plantaba una planta de Aloe Vera al lado de la tumba del muerto, porque aseguraban que cuando el Aloe entraba en flor, eso significaba que el muerto había entrado en el Paraíso. Los Árabes recogían el Aloe del desierto, y procesándolo de formas ingeniosas, lo vendían como "la planta que todo lo cura" en Persia y en la India, donde era comprada con afán.
 Moisés se refiere en números, al Aloe como "cosa Santísima" y Salomón cita al Aloe en el cantar de los cantares (antiguo testamento). Y cuando los Apóstoles bajaron a Cristo de la cruz, untaron sus heridas con Aloe Vera en un desesperado intento por  curarle (Juan 19:40). Mahatma Gandhi declaro, que sólo podía sobrevivir a sus larguísimos ayunos, gracias al Aloe. En los Años 30, en Estados Unidos, los rayos x producían enormes quemaduras en los doctores y enfermeros que trabajaban con dichas máquinas en su día a día. Hasta que el Dr. Collins descubrió que el Aloe Vera era el único remedio capaz de curar esas horribles heridas, el Dr. Collins comercializó una pomada llamada "Alvagel" que fue un gran éxito entre todos los operarios de Rayos x de los Estados Unidos, y descubrieron que el Alvagel también curaba quemaduras por agua caliente, fuego, sol, e incluso alergias y úlceras crónicas.
El Aloe fue seleccionada por la NASA como la planta que absorbe el 90 % de la toxicidad que producen materiales como el PVC, fibra de vidrio, barniz, pintura, etc., y también las radiaciones que transmiten las computadoras, la televisión y otros aparatos electrodomésticos. Muchos Ingenieros en ordenadores colocan un pequeño Aloe delante de sus monitores, pues quedó demostrado que es capaz de absorber la radiación del monitor y reducir el cansancio en la vista.
Como vemos, a lo largo de milenios, el Aloe ha sido considerada como una " Planta Milagrosa", y usada por los sabios y médicos de todas las civilizaciones para curar enfermedades. Cuando en agosto de 1945 cayeron las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki cerca de 140000 personas que sobrevivieron quedaron con unas horribles quemaduras por todo el cuerpo. Ningún medicamento, ninguna crema, ningún compuesto curaba esas quemaduras, sin embargo, el Aloe Vera ¡si las curaba! en tres meses de tratamiento la piel quedaba completamente lozana y nueva de tal forma que tal parecía que tales horribles quemaduras jamás habían existido. Como es natural, tal capacidad de cura llamó enormemente la atención de muchos médicos. Uno de ellos, el Dr. Heger  comenzó a pensar si igual que el Aloe curaba esas quemaduras incurables, si  sería capaz de curar el cáncer, nada se perdía por probar. El Dr. Heger ya había obtenido algunas mejorías en el Cáncer usando miel pura. Así que decidió mezclar 1 cucharada de miel y 1 cucharada de Aloe, dada 3 veces al día, reunió a 90 enfermos de cáncer en estado terminal y les dijo "estoy sospechando de que el uso combinado de dos compuestos naturales podría llegar a dar mejorías en las curas del cáncer. Todos los integrantes se unieron y participaron. Y tras 3 meses el resultado era asombroso, los noventa habían sido curados!! Ya no había Cáncer en ninguno de ellos!. El Dr. Heger, presentó los datos de este experimento en el año 1978 a la sociedad medica, con el objetivo de que todos los médicos del mundo lo conocieran, y se pudieran realizar investigaciones detalladas a lo largo de todo el planeta, lo que sin duda, en pocos meses, daría con una cura definitiva para el cáncer, sin embargo, ante su sorpresa, el Dr. Heger recibió la visita de los directores de dicha organización, los cuales le dijeron que su experimento "no era científico" y que no iban a publicarlo y hasta le prohibieron que publicase dichos experimentos por su cuenta, a riesgo de perder su licencia médica. El Dr. Heger intentó reclamar. Había adjuntado un resumen perfectamente científico cumpliendo con todos los protocolos, la ficha médica de las 90 personas curadas con él antes y el después que mostraba una curación total, aquel experimento habría de ser comunicado a todas las personas del planeta. El doctor no consiguió nada ante aquellos "poderosos", y cuanto más argumentaba, más duro le amenazaban. Así que finalmente bajó la cabeza y obedeció. Sin embargo, en cuanto ellos se marcharon, armado con sus informes, fue visitando todos los hospitales del estado, para contactar con más de 1500 enfermos de cáncer. Reunió a todos los enfermos de todo tipo de cáncer y en todas las etapas, los clasificó todos en grupos de estudio y, con esa información, fue a pedir apoyo económico a una importante empresa, cuyos principales ingresos venían de la venta de Aloe Vera, estos le dieron el financiamiento económico que ese estudio necesitaba y le proporcionaron Aloe de la más alta calidad. Tras tres meses, el 95% de los enfermos se habían curado. Y el 5% restante, o el cáncer se había "paralizado" en su estado actual o el cáncer había retrocedido y casi desaparecido. Tras seis meses, el 100% de los Enfermos, se habían curado. El Dr. Heger tardó otros 6 meses en organizar la información de la forma más científica e innegable posible, organizó las estadísticas, los testimonios, los informes médicos, todo. Ahora el Dr. Eger había demostrado que el Aloe+Miel, era la cura definitiva para el cáncer, pues todo tipo de cáncer existente, desaparecía en 6 meses o menos. Dicho estudio, estaba repartido en 3 volúmenes, cada uno del grosor de la mano de un adulto. Seguro, acudió a los " poderosos" y se los entregó, y con un tono seguro, les dijo "Aquí está la prueba científica irrefutable, de que el Aloe Vera y la miel, tomados tres veces al día a razón de una cucharada de cada uno por toma, curan cada tipo de cáncer existente, en un periodo de tiempo determinado entre 1 mes y 6 meses, dependiendo del tipo de cáncer. Dicho esto, se marchó. A las pocas semanas, recibió una llamada, no de los poderosos, sino de sus abogados, con todo tipo de amenazas. También recibió una llamada de la empresa que le proporcionaba el Aloe, ellos habían recibido también amenazas de dichos abogados, y se veían en la necesidad de suspender el financiamiento económico y tenían que dejar de proveer el Aloe. El Dr. Heger no estaba dispuesto a rendirse. Entonces el pensó que si no habían creído a 1500 creerían a 15000, así que con su auto comenzó a recorrer todo el país, buscando reunir a esos 15000 enfermos para hacerles participes de su estudio. Como no tenía financiamiento de Aloe, se vio en la necesidad de recorrer carreteras de montes, en busca de plantas de Aloe Vera, que cortar y embotellar el mismo, al terminar dicho estudio, tenía pensado presentar una copia a los poderosos, y enviar otra copia a cada canal de TV y periódicos del planeta. Según ya le habían dicho, si hacía eso perdería su licencia de médico. Pero estaba dispuesto a perderlo todo, si con ello salvaba a los millones de personas que sufren tal enfermedad. Sus planes, llegaron a los poderosos. Y esta vez las amenazas no sólo eran legales, sino también de muerte. “Los accidentes ocurren en esos montes tan peligrosos que recorres cada día”, le dijeron claramente por teléfono. Una semana después, mientras buscaba por los montes el Aloe Vera que salvaría la vida de sus 15000 pacientes, su coche se negó a frenar, y calló dando mil vueltas  de campana en un enorme precipicio, cuando la policía investigó el caso, encontró que los frenos habían sido claramente cortados. 
 La cura del cáncer fue descubierta oficialmente y demostrada de forma científica, en el año 1978. A la hora de escribir estas líneas estamos en el año 2011, han pasado ya unos 33 años. ¿Acaso conocen los enfermos de Cáncer, que el Aloe+Miel lo cura? No, ellos no tienen ni la más ligera idea. De hecho, ni siquiera lo conocen de forma "disociada", es decir, ni siquiera lo conocen en el sentido de “quizás tomar Aloe+Miel pueda ayudar un poco”. Esa información ha sido totalmente ocultada. El Dr. Heger merecía un Doctorado Honoris Causa, un premio nobel. Sin embargo, hoy podemos encontrar su nombre, sólo en algunos libros sobre el Aloe Vera, escrito por expertos que conocen el tema y no temen las consecuencias. Más de 30 años después, la Cura del Aloe Vera, sigue siendo un secreto para la mayoría de las personas.
Según el Eco Diario, la cifra de muertos por cáncer en el año 2009, aumentó de 7,9 millones en el 2,008, a 12,9 millones en el 2009! Ahora, dime ¿Cómo puede ser posible, que con todo lo que adelanta la tecnología y la ciencia, el número de muertos de cáncer prácticamente se doble en  un año? .Yo creo, que no hace falta ser muy listo, para ver que hay ciertas "manos" haciendo cosas para que los muertos por cáncer aumenten, para aumentar esos beneficios de 305 Mil Millones de Año por Año. En los últimos 45 años, han muerto 355,5 millones de personas en todo el mundo, y estamos hablando de una enfermedad que debería haber sido erradicada de la faz de la tierra en el año 78.
Y, dime ¿Crees que en este tiempo no se publicaron libros con la cura del cáncer? ¡Si se publicaron! Varios autores americanos publicaron libros. Autores de otros países también lo publicaron, el Fray Romano Zago de Brasil, publicó el libro "Cáncer tem cura", donde explica la cura del cáncer con el lenguaje sencillo de un hombre sencillo que ni siquiera conocía que la demostración científica ya existía desde el año 78.Yo mismo, publiqué hace años la Cura del cáncer para más de 600000 doctores, terapeutas  y Bio Programadores. En mi NewsLetter de Internet " El Mensajero del Fenix" . Como resultado más de 12000 personas de todo el mundo se curaron del Cáncer, y ellos tienen las pruebas científicas ahí. Cada persona tiene su informe médico de como estaba antes, y de cómo después quedó curado. Se han curado todo tipo de Canceres, desde el más pequeño hasta el más terminal. La mayoría de esas personas, eran personas condenadas.  
Según mi experiencia, la Cura del aloe  cura todo cáncer, con tal de que a la persona le quede, como poco, 30 días de vida. Es decir, si una persona se muere mañana mismo, y le comienzas a dar la cura del cáncer, entonces lo normal es que la persona se muera porque "no hay tiempo físico" para que esa persona se cure ,sin embargo, si le quedan 30 días de vida, y la toma correctamente, entonces la curación es posible. Siempre es bueno, seguir tomando la cura durante 1 año completo. Y luego, tomarla al menos 15 días, una vez cada 6 meses, para prevenir que futuros canceres puedan aparecer, además de realizar los análisis oportunos de control cada cierto tiempo, para sí reaparece, volver a tomar la cura. He de decir, que he visto muchos casos en que personas con pocos días de vida, comenzaban a tomar la cura, y se curaban. Pero ahí la eficacia ya se reduce. Ya no es un 100% de eficacia, sino que puedes reducir la eficacia a cerca de un 80% para quien le quedan sólo 15 días, y quizás un 25% a quien le queda una semana. Por eso es bueno comenzar a tomar la cura del cáncer, lo antes posible. Cuanto antes se comience, antes se produce la curación. Creo que es importante decir, que el Aloe Vera sólo (tomada sin miel) no cura el Cáncer. Y que la miel sola (tomada Sin aloe) tampoco cura el cáncer. Sin embargo, cuando las juntas, si que cura. Este es el precepto de la sinergia. La Sinergia es una suma en que el resultado es mayor que la suma de sus unidades. La naturaleza está llena de efectos sinérgicos. Y este caso del Aloe+Miel es uno de ellos.
En la Famosa Clínica Mayo (una de las Más Caras y Famosas de los Estados Unidos, están registrados 100 casos de pacientes que tuvieron una notable mejoría gracias a incluir Aloe Vera en sus tratamientos. Pero fue una mejoría y no una Cura, por no incluir la miel trabajando sinérgicamente. Otro ejemplo podemos encontrarlo en el libro "Prescription for Herbal Healing: An Easey-to-Use A-Z Reference to Hundres of Common Disorders and Their Herbal Remedies" del Dr. Phyllis A. Balch. En este libro, podemos encontrar muchos estudios clínicos en los que se utilizó Aloe Vera para mejorar los tratamientos de cáncer, demostrando en todos esos estudios que el Aloe Vera ayuda sobre el cuerpo, tanto internamente a nivel orgánico y sanguíneo, o como externamente (al ser aplicado sobre la piel, ayuda a protegerla de la Radiación de esos tratamientos). Y en otros de los estudios que podemos leer en ese libro, vemos como el Aloe Vera reduce las posibilidades de cáncer en fumadores. Hay muchos estudios que demuestran que el Aloe Vera  hace algo contra el Cáncer, pero ese trabajo que realiza individualmente no es suficiente para curar definitivamente. Sin embargo, añade el Aloe Vera, con  la Miel y la Spirulina (otro alimento sinérgico ), y juntos matarán la enfermedad.
 ESE ES EL PODER DE LA SINERGIA!
 En su libro "Timeless Secretos of Health & Rejuvenation: Unleash The Natural Healing Power That Lies Dormant Within You", Andrea Mortiz reúne unas cuantos estudios muy interesantes, que nos muestran como la Radiación causa ulceras en la piel que son incurables por todo tratamiento médico existente. También nos muestra estudios que demuestran que tomar Aloe Vera en zumo, aumenta las defensas, acelera la curación de casi todas las enfermedades, enfermedades del corazón e, incluso sida. Andrea, durante su libro nos aporta un comentario muy interesante: Ha sido probado que no existe enfermedad alguna en que el Aloe no proporcione alguna mejoría. Aún está por demostrar una sola enfermedad en que el Aloe no ayude de alguna manera. Igual de Interesantes son los estudios del Dr. Gary Null publicados en su libro "Gary Nulls Ultimate Ante Aging Program", en el que demuestra, que bebiendo Aloe Vera junto zumos naturales, encontramos una poderosa herramienta para prevenir cáncer, parásitos, y hasta para reparar nuestro DNA. Aún más interesante, son sus descubrimientos sobre como el Aloe Vera te ayuda a protegerte tanto de virus como de bacterias. Mike Adams, editor de la revista "Natural News", asegura su convencimiento sobre la eficacia del Aloe contra virus y bacterias. En el libro " Disease Prevention an Treatament" contiene varios estudios científicos sobre la mejora del cáncer tomando Aloe. En el libro " Anti-Aging Manual: The Encyclopedia of Natural Healt" de Joseph E. Mario, aparecen varios estudios demostrando las mismas mejoras en tratamientos de cáncer terminal. Un estudio muy interesante que fue originalmente publicado en Octubre del 2001 por el " Medical Centers for Preventive & Nutritional Medicine", donde se muestra como se le dio Aloe Vera 100 enfermos terminarles de cáncer. 94 de esos enfermos (que supuestamente iban a morir en breve) tuvieron una " remisión" del cáncer en entre 2 y 3 meses. Tras esos 3 meses, esas 94 personas vieron su cáncer reducido en un 80%. Es una pena que no les hubieran dado también miel junto con el Aloe, pues así se hubieran curado todos. En el libro "Smart Medicine for Healthier Living: Practical A-Z Reference to Natural an Conventional" escrito por 3 " SuperDoctores": la Dra Janet Zand, el Dr. Allan N. Spreed y el Dr. James B. LaValle, explica desde un punto de vista médico y para médicos, las potentísimos efectos antivirales, antihongos y antibacterias del Aloe, y también cuanto ayuda en el cáncer y el sida, en un intento de que los médicos convencionales utilicen más el Aloe. En el libro "Disease Prevention and Treatment" el Dr. Julián Whitaker publicó el caso de una "cura imposible" gracias al Aloe: Un niño de 10 años había sido diagnosticado con un cáncer en el cerebro (meningioma). El cáncer era tan grave y extendido que no podía ser curado. Entonces sus padres, desesperados ante la muerte segura de su hijo, le hicieron beber 8 onzas de Aloe Vera al día durante 3 meses. Tras la revisión médica 3 meses después el Dr. Whitaker encontró que "inexplicablemente" el tumor había remitido. Podría seguir indefinidamente con la lista de libros y estudios científicos que demuestran que el Aloe Vera tiene efectos sobre el organismo en la lucha contra el cáncer, pues la cantidad de estudios que dicen eso son miles.
Es muy importante decir que tanto el Aloe, como la miel, han de ser naturales. No sirve "miel industrial" de la que venden en el supermercado, ha de ser miel natural, a poder ser comprada misma en un pueblecito, miel de montaña o de desierto. Y, sino, tendremos que utilizar miel "orgánica" de la que venden en las herboristerías. También el Aloe ha de ser natural, procedente de una planta. Hay muchas Marcas que venden Aloe Vera, ya sea en jugo o en extracto, todas " juran" que es Aloe Vera " Natural" y " 100% puro", la mayoría de esas marcas no valen para nada. Valen, si, para ayudar en otras enfermedades menores, o como suplementos dietéticos.
 EL VERDADERO PODER DEL ALOE está  en una planta Natural, que tenga mas de 4 años de vida, y que haya crecido con 1 metro de tierra alrededor en la que no haya ninguna otra planta, y que esté en un ambiente no contaminado. Así que no sirve esa plantita de Aloe que la persona cría en una maceta en su casa desde hace 3 meses, y que está chupando todos los humos de los coches. ESO NO SIRVE.
El Aloe es Muy Delicado. Se oxida rápidamente. Tras cortar la hoja, antes de 2 minutos ya está oxidado por el oxigeno del aire y ahí que pierde la mayoría de sus propiedades. Para evitar la oxidación, la preparación debería ser de esta forma, para estabilizarlo: Llevamos al lugar de la planta, un frasco de vidrio de cierre hermético, con un vaso de agua limpia (a poder ser mineral, sino hervida) dentro, llevamos 1 pastilla de Vitamina C (efervescente) de 1,000 mg (un gramo), llevamos 3 limones. A llegar al lado de la planta, disolvemos la vitamina C en el agua, esperamos a que se disuelva y añadimos el zumo de los 3 limones (exprimidos a mano). Así, al mezclar Vitamina C natural y artificial creamos un poderoso antioxidante (pues al mezclar la vitamina C artificial y la Natural, se crea una Vitamina C 10 veces más Poderosa . Rápidamente, cortamos la hoja, o las dos o tres hojas. Las limpiamos con un paño húmedo, y las metemos rápidamente en el vidrio con el agua. Cerramos el vidrio y lo agitamos, para que el agua antioxidante recorra toda la planta. Ahora ya podemos llevarlo a casa (siempre y cuando sean menos de 2 horas de viaje). Al llegar, cogemos medio vaso de agua, y disolveríamos en él unas 4 pastillas de Vitamina C de 1 gramo. Tras disueltas, mezclamos el zumo de 3 limones, la mezclamos con el medio kilo de miel, en la batidora.  En cuanto el agua y la miel estén mezclados, dejamos la batidora conectada y cortamos los espinos del aloe. Esos espinos los retiramos fuera. Entonces, rápidamente (para que el aloe No se oxide), cortamos el aloe en rajas de la grosura de un dedo, y lo vamos arrojando dentro de la batidora (no esperamos a tenerlo cortado para arrojarlo, sino que lo vamos arrojando ahí según cortamos, con piel y todo (sólo retiramos las espinas)).Hecho eso, ya tenemos una "miel + aloe" que está estabilizada gracias a la Vitamina C. Ahora, guárdala en la Nevera, durará mucho más tiempo, mi recomendación sería utilizar Aloe Vera encontrado en algún monte o donde no haya contaminación . Y usar Miel también Natural. Ahora que ya hemos hablado del Aloe Vera y la Miel. Veamos un detalle importante. La cura del cáncer del Dr. Heger fue Científicamente descubierta en el año 1978 ¿Es que en estos 31 años no ha habido ningún avance científico sobre el tema? Si que ha habido! Y hoy disponemos de nuevas curas que añaden más componentes sinérgicos a la Cura, haciéndola aun mejor!
Así, vemos  que Aloe+Miel+Spirulina+efecto cascada+Coenzima Q10+Vitamina C+ Vitamina E+Omega 3 y 6 +Zumo de Zanahoria+Zumo de Naranja+Zumo de Manzana + Zumo de Tomate + Silimarina + Manzanilla + Gengibre + Ajo + Boldo. Como ves, esta Nueva cura, es bastante más compleja que la anterior, pero también más eficaz. La sinergia es la fuerza del equipo, entonces en la nueva cura, se han ido añadiendo componentes que se sabe son buenos contra el cáncer, aumentando así el poder sinérgico de ese equipo, si te fijas todos son alimentos naturales. No hay ni un sólo "medicamento que pueda producir "efectos secundarios". Así que pueden ser tomadas mientras se sigue cualquier otro tipo de  cura médica oficial contra el Cáncer.
Veámoslo detalladamente: El Efecto cascada es una técnica utilizada en Naturopatía, que permite que un nutriente sea 10 veces mejor asimilado por el organismo. Aplicado a la cura del cáncer, significa, que el Aloe+Miel que tomemos, será 10 veces más eficaz. Cuando tú comes  un trozo de pastel de chocolate, ese pastel contiene hidratos de carbono que se absorben y utilizan en el momento, y luego van al váter. Eso ocurre  con todas las harinas refinadas que comemos hoy en día. Sin embargo, los cereales integrales, contiene hidratos de carbono que se absorben en efecto cascada. Así, tú comes un puñado de copos de avena a las 7 de la mañana, y en ese momento tu cuerpo comienza a usarlos lentamente para tener energía, cada aproximadamente 30 minutos, soltándolo en tu sangre, aportándote vitalidad. Las harinas y cereales refinados, te dan energía ahora y luego nada. Los cereales integrales te dan energía ahora, y durante muchas horas. La diferencia es enorme, ¿Por qué no dar a tu cuerpo, la energía en cascada en la lucha contra el Cáncer? Simplemente, tendrías que mezclar en un litro de zumo, cuatro cucharadas de miel y cuatro cucharadas de Aloe Vera. Y luego ir tomando ese zumo, a razón de un cuarto de vaso cada 10 minutos, así nos aseguramos de que siempre va a haber un poco de Aloe+Miel  dentro de tu sangre.
Hace años el Dr. Wolfgang Wirt descubrió que si se mezclaba Aloe Vera con zumo de zanahoria, y se tomaban ambos cada día, las mejoras en el tratamiento del cáncer eran tan grandes (respecto a usar sólo el Aloe) que el propio Dr. afirmaba "estar a punto de descubrir la cura definitiva del cáncer", y casi era así, sólo le faltaba añadir la Miel .  Las propiedades curativas del ajo, son casi tan enormes como las del Aloe, si todos tomasen ajo, las enfermedades tenderían a desaparecer y si todos tomasen ajo, junto con Aloe Vera, Miel, espirulina, zumo de zanahoria y los otros componentes de la nueva cura, las enfermedades DESAPARECERIAN del Planeta). Por cierto, que la parte del Ajo que cura es justo la parte que da el "olor a ajo". La mejor forma de añadir el ajo, es coger dos dientes de ajo fresco y hacer zumo (siguiendo el mismo proceso del zumo de zanahoria), entonces mezclas rápidamente ese zumo con los ingredientes de la nueva cura. El ajo también ayudará como  conservante natural, pues tiene un enorme poder antibacteriano, el zumo de ajo fresco es un antibiótico de poder superior al de los antibióticos convencionales que nos venden en pastillas. El ajo ha de ser añadido también en la comida diaria. 2 dientes de ajo cortaditos  pequeños y metidos en la sopa de la noche ayuda muchísimo a descansar. 
 Tanto la Mente, la Bioenergía y los nutrientes, han de actuar sinérgicamente para alcanzar la cura, Por ese mismo motivo LA RISA, en forma de ver películas o series de humor, al menos 3 veces al día, ha de ser añadido como SINERGICO a la cura.      Antes de continuar, quiero mostraros el enorme poder que posee el Aloe. Si tú coges un cuchillo, te acercas a una planta de Aloe, y en una de sus hojas haces un corte de unos 2 cm. veras lo rápido que el Aloe se cura a su mismo. Primero veras como en el lugar del corte aparece un zumo que en pocos minutos se transforma en una nueva piel, cicatrizando la herida de manera natural, de hecho, si cortas una hoja entera y la guardas en la nevera, tras diez días, puedes sacarla, hacerle otro corte de 2 cm. y contemplaras asombrado como la hoja cura ese nuevo corte, creando otra nueva piel en pocos minutos. Aún cuando coges la planta la aplastas con maquinas para sacarle el jugo, la desmenuzas en una batidora gigante, la guardas "estabilizada" (con vitamina c) y otros antioxidantes y meses después, abres la botella para echar un poco de esa sangre de aloe en un vaso de agua todo Rojo por unas gotas de yodo, tras revolver, te quedas asombrado al ver como ese Aloe es aún capaz de purificar ese agua, y volverlo claro, cristalino, puro y potable!  El Aloe prueba en sus propias carnes  el mismo poder regenerativo y de cura, que luego nos concede al beberlo regularmente. Por eso, cuando juntamos ese poder del Aloe, a compañeros  igual de poderosos, como la miel, la espirulina, el ajo, el zumo de zanahoria, etc., conseguimos una cura infalible. Es por eso, que existen cientos de miles de casos de personas curadas por el cáncer y de tantas otras enfermedades en todo el mundo.
Por cierto, que la anécdota de como conocí el trabajo de Fray Romano Zago es digna de ser contada. Hacía yo años que había publicado la cura del cáncer, cuando un nuevo bioprogramador me dijo que había buscado por internet y encontrado un artículo en un blog de una persona, donde nombraba a un Fray Brasileiro que curaba el cáncer con Aloe+Miel+dos cucharadas de cachaza (bebida alcohólica fuerte brasilera). Como si fuera "causalidad" del cielo esa misma semana yo encontré el libro de Fray Romano Zago titulado "El Cáncer ten cura" .Tras leer el libro, me encontré que la cosa era como yo ya había intuido. Dicho Fraile había perdido a su Padre como resultado de un cáncer  y él había quedado traumatizado por aquella muerte pues había pensado que ahí fuera en el mundo debía existir "alguna planta o algo" que curase el cáncer y que pudiera evitar casos como aquel. Entonces, en una reunión de muchos frailes, estaban hablando sobre la desgracia del cáncer, cuando uno de los frailes dijo que la cura del cáncer existía hace muchos años, y que era hecha a base de Aloe+miel+dos cucharadas de licor añadidas como conservante. Ese comentario, fue escuchado y olvidado por todos los Frailes, todos menor por Fray Romano Zago quien lo guardó dentro de su mente, al regresar a su parroquia en Brasil, Fray Romano Zago se encontró con un enfermo de cáncer, y rápidamente le presentó un  bote con esa cura, y aquel hombre que estaba al borde de la muerte por un cáncer en el vientre, se curó. Comenzó a recomendar esa cura a unos y otros. Y los curados fueron apareciendo uno tras otro, como se puede leer en su libro. Tras años de intentar promover esa cura en Brasil, y  no comprendiendo porque las televisiones se negaban a publicar ni un solo reportaje sobre una cura que había curado ya a cientos y a miles bajo su atenta observación, y justo cuando Fray Romano Zago estaba a punto de conseguir llegar a millones en Brasil, resultó que el vaticano lo  trasladó a Belén. Fray Romano Zago no podía dejar de atender a ese traslado, primero porque era su deber para con su orden, segundo porque es la máxima aspiración de todo sacerdote o fraile ir a visitar la tierra de Cristo. Así, Fray Romano Zago fue apartado de Brasil, y llevado a un país, donde la gente no hablaba su idioma. Tras la pérdida del liderazgo de Fray Romano Zago, las actividades del equipo que había creado en Brasil fueron descendiendo poco a poco, hasta desaparecer. Naturalmente, Fray Romano Zago no se rindió y siguió ayudando a cuantos pudo, aunque un hombre solo puede hacer menos bien que un equipo de cientos bien organizados. Esta pequeña historia de Fray Romano Zago os la he puesto para que la contrastéis con la del Dr. Heger y para que veáis como personas tan distintas, de creencias y culturas tan distintas, pueden llegar a los mismos resultados. Una cosa si me gustó de la cura del Fraile, y fue esa idea de meterlo todo junto en un tarro, cosa buena para algunas personas perezosas Y es una idea genial si se afecta al efecto cascada. El Dr. Heger utilizaba una cucharada de aloe, y otra cucharada de miel. El Aloe y la Miel se guardaban en tarros distintos y se daban juntos a la hora de tomarlo. Esta es, a mi forma de ver, la forma más eficaz de darlo. Sin embargo, el fraile lo juntaba todo, con esas dos cucharadas de licor, lo cual es ideal para perezosos. Eso me dio la idea, de meterlo todo en un frasco para lo que es la cura en Cascada. Por eso yo recomiendo tomar 3 veces al día esa cucharada de Aloe y de Miel (en sus tarros distintos y originales). Y, luego, durante todo el día (en pequeños sorbos), ir tomando medio vaso de ese preparado en la botella, disuelto a su vez en agua o zumo (el zumo de piña fresco disimula muy bien el sabor agrio del aloe natural). Que quede para la posteridad que la idea de  dejar el remedio en cascada ya preparado en botella me la dio Fray Romano Zago, pues originalmente yo preparaba el remedio en cascada cada día, lo cual daba pereza a algunos que había días que por no hacer ese trabajo se lo saltaban , se lo deben a Fray Romano Zago, que debería ser nombrado santo, por las curas que realizó con este remedio, y las vidas que salvo.
Todos estos productos han de ser productos naturales. Lo único que puede utilizarse artificial son las pastillas de vitamina C que se utilizan para estabilizar la mezcla.          Es nuestra responsabilidad hacer que la mezcla sea tal y como se ha dicho. Esto lo adelanto, porque es una jugada típica el substituir los ingredientes naturales eficaces, por otros productos artificiales que no producen el mismo resultado pero que se les pone la misma etiqueta. Seamos responsables. Esta fórmula cura el cáncer siempre y cuando se cumplan las  condiciones: Los productos sean naturales y  frescos (utilizados al momento de ingerir) y no se cocine la mezcla de ninguna forma. Se tome, una cucharada cada hora. La Cucharada puede estar disuelta en agua.
 ¿Podéis imaginar cómo sería el planeta cuando todos posean la verdad? ¿Cómo será ese planeta sin dolor físico? ¿Sin enfermedades? Así, que participad también cada uno de vosotros en esto. Compartamos esta información.
 En cuanto a esta cura, yo te aconsejo tomarla, al menos, una vez cada 6 meses, porque así te servirá de preventivo contra el cáncer y otras enfermedades. Compártelo con tus amigos y familiares que tengan cáncer u otras enfermedades.
En el Libro "El Aloe Vera, la planta que cura" de Marc Schweizer, el dr.Danhof demostró que el Aloe Vera penetra 4 veces más rápido en la piel que el agua, así que aquí vemos otra propiedad demostrada, si la piel está deshidratada, el Aloe la hidratará mucho más rápido, mejor, y nutriéndola. En el mismo libro, el Dr. Bill Mc Analley logro reforzar el sistema inmunitario de enfermos de sida, estudios luego también comprobados por el Dr.Reg Mac Daniels y muchos otros. El propio Dr. Daniels publicó ese estudio en la revista "Clinical Research" en 1987. En el libro "Curar con Aloe" de Wolfgrang Wirth, se muestra como el Prof. Vladimir Petrovich Filatov (médico honrado por el Zar de Rusia en Persona), descubrió como curar la ceguera causada por cataratas. En la época, ese problema sólo se podía solucionar con cirugía, normalmente, recibiendo el trasplante de la cornea de un muerto. El Profesor Vladimir, descubrió que podía conseguir la misma cura, simplemente inyectando en la zona Aloe que hubiera sido enfriado a 2 grados centígrados. Los discípulos de Vladimir, demostraron poder curar con Aloe enfermedades inflamatorias en la médula espinal y eliminación de dolores ciáticos. El Dr. Kalmanovicz consiguió recuperar la capacidad intelectual de pacientes extremadamente ancianos y en pacientes de alzhéimer. En el libro "Medical uses of Aloe Vera", las Doctoras Narges Hosseini y Reza Fakhraee demuestran que el Aloe Vera elimina los problemas de presión alta, y que amplifica los efectos antioxidantes de toda vitamina que se consuma. Y también demostraron en laboratorio que el Aloe alarga la vida un 10% .En el Libro "Lagriffe: Viejos remedios de nuestros tiempos", se cuenta la historia de un viejo médico de 104 años llamado Dr. Yernest. Toda la familia de este médico, vivía por encima de los 100 años y se rumoreaba que poseían una poción que concedía la larga vida. Su madre había muerto con 107 años. Su Padre había muerto con 112 años. Su abuelo con 130 años. Y así para arriba. Tras morir el Dr. Yernest, fueron corriendo a ver esa receta de la larga vida, y en lo más oculto de su despacho, bajo llave, encontraron una Receta que poseía varios cientos de años de antigüedad. ¿El principal componente de esta poción mágica?: El Aloe Vera. En el Libro "Aloe Vera, la planta de las mil caras" de Marié Morales, puedes leer como el Aloe Vera es buena para: El sistema digestivo y excretor, el corazón, la artritis, la esclerosis múltiple, el asma, la diabetes, el cáncer, el sida, la lepra, las enfermedades de piel, trastornos digestivos, afecciones de la boca, el aparato respiratorio, artritis, artrosis, reumas, dolores articulares, hepatitis, embarazo y parto, cuidados del bebé y enfermedades infantiles, para la prevención general, y hasta como tónico y depurativo! Es decir para todo!!!  . Aún está por demostrar la existencia de una sola enfermedad, que el Aloe Vera no ayude de alguna manera. En dicho libro, Marié Morales afirma: El Aloe Vera es una planta con la que ya no necesitas más doctor. En el antiquísimo libro Chino "El Libro de las Hierbas Medicinales", que fue encargado por varios Emperadores, requiriendo dos siglos de trabajo y contratando para ello a los dos mil médicos, escribas y especialistas de toda china, el Aloe aparece en 8 de los 10 volúmenes de la obra, recomendándola para: Quemaduras, contra picaduras y mordeduras de insectos, luxaciones, esguinces, perdidas de pelo, contra problemas hepáticos, del corazón, de la digestión y muchos otros. Lo que cura, es el precepto de la sinergia. Si tú encontrases "una enfermedad" que no fuese curada por el Aloe+Miel, o por la nueva receta, lo único que tendrías que hacer, sería buscar alguna planta, algún remedio natural, que ayudase a curar eso. No necesitarías encontrar " algo que lo curase", sino simplemente " algo que lo ayudase". Y, entonces, mezclarlo con el aloe mas miel, y con la nueva receta. ¡ESE ES EL PODER DE LA SINERGIA!




Share |