Páginas

miércoles, 21 de marzo de 2012

La Salud - Con Aloe Vera de Forever Living Products

Todos hemos oído hablar del áloe vera, pero realmente ¿qué es? Pocas personas tienen una noción más o menos exacta de sus propiedades. Casi todo el mundo sabe que el áloe vera se puede utilizar en quemaduras y para tener una piel hidratada y joven. Ya desde la antigüedad se nos ha transmitido que la exuberante belleza de Cleopatra y Nefertiti se debía a su hábito de tomar baños en el jugo de esta planta. Pero hay mucho más que hablar sobre el áloe vera.

P. ¿Qué es el áloe vera?




R. Su apariencia es la de un cactus, pero es una planta de la familia de las liliáceas, originaria del sur de África, que también se cultiva en países tropicales y subtropicales. Su tamaño varía según las especies, pues hay más de 350 variedades de áloe. Ahora bien, aquí vamos a explicar el contenido en nutrientes y las aplicaciones atribuidas a la especie Barbadensis Miller que, es la variedad a la que se le atribuyen sus fantásticas propiedades.

P. ¿Qué es lo que se aprovecha de la planta?

R. El gel mucilaginoso que existe en el interior de las hojas. Es lo que llamamos pulpa. Esta sustancia, pegajosa y resbaladiza, donde la planta almacena sus reservas de agua, es la que contiene tal riqueza en nutrientes que el resultante es una poderosa mezcla de antibióticos, bactericidas, analgésicos, antiinflamatorios y coagulantes, actuando como un potente energético, gran digestivo, rehidratante de la piel y vigoroso estimulante de la regeneración celular.

P. Parece ser que en todas las culturas antiguas se ha utilizado para multitud de problemas de salud, especialmente de piel, y que ha recibido nombres como “la planta maravillosa”...

R. Efectivamente, “planta maravillosa”, “planta del paraíso”, “planta bíblica”, “curadora silenciosa”, “planta sagrada”, “fuente de juventud”, “remedio armónico” “la planta con la que no se necesita doctor”, “el elixir de la longevidad”..... En todas las culturas antiguas se ha utilizado para tratar problemas externos, de piel, pero también internos. Por ejemplo, en China, en el Libro de las Hierbas Medicinales, de 10 volúmenes aparece en 8, y se recomendaba como tónico, reconstituyente, laxante -luego hablaremos de eso-, para problemas digestivos, renales, hepáticos, regulador del ritmo cardíaco, entre otros...

P. Sí, hay personas que lo toman y dicen que es un laxante maravilloso, pero que hay que tener cuidado y no abusar.

R. Aquí es donde quería hacer una puntualización. Actualmente existen muchas compañías que envasan áloe vera. Con más o menos fortuna. Hay que asegurarse de tomar una pulpa de áloe vera de calidad, correctamente estabilizada y sin aloína. La aloína es la sustancia que hace el efecto purgante -pues es más fuerte que un laxante- y no es buena para el organismo, sobre todo es negativa para personas que tienen problemas intestinales, colon irritable, enfermedad de Cröhn, etc. Si tenemos en cuenta que la pulpa de áloe, una vez procesada y estabilizada, actúa como filtro depurador del organismo, ayudando a regular sus funciones y mejorando el estado general de salud, debemos asegurarnos la ingesta de un producto lo más puro posible, que contenga todos los nutrientes referenciados en los libros y estabilizado de tal manera que no pierda ninguna de sus propiedades. Por eso recomendamos nuestra marca, Forever Living Products. FLP ostenta todos los certificados de calidad existentes en su género; ha sido la primera compañía que obtuvo el sello de aprobación del I.A.S.C. -Consejo Internacional de Ciencia del Áloe-, así como los sellos Kosher y Halal.

P. ¿Cuáles son las cualidades del áloe de Forever?

R. El áloe vera de Forever conserva los 75 principios activos y los más de 200 nutrientes que contiene la planta. Esto se consigue gracias un proceso desarrollado y patentado de estabilización en frío de la pulpa. Además, existen otros muchos factores que nos indican la excepcional calidad del áloe vera de Forever Living. Esta compañía es el mayor cultivador y fabricante de productos de áloe, en el mundo. Es propietaria de sus plantaciones, las más extensas que se conocen. Realiza un cultivo absolutamente ecológico, sin utilizar ninguna sustancia química, como pesticidas, insecticidas o fertilizantes. Como fertilizante, Forever Living utiliza precisamente las cortezas de las hojas, trituradas, una vez extraída la pulpa, pues es bien sabido que la corteza no aporta ninguna propiedad. Lleva ya 34 años elaborando estos productos y está introducida en más de 151 países. Pero no es sólo eso: Forever utiliza un áloe puro y fresco, y después agrega otros ingredientes dependiendo del producto y de su finalidad. Es decir, en lugar de añadir agua, o de añadir unas gotas de áloe a ciertos productos para poder ponerlo en la etiqueta y atraer al público, en los productos de Forever el ingrediente número uno es gel de áloe vera estabilizado, cien por cien en su concentración original, sin diluir previamente. Y por supuesto, en las pulpas para beber, está extraída la aloína, la sustancia que antes mencionábamos y que es dañina para el sistema digestivo. Por lo tanto, podemos decir que las pulpas de Forever Living pueden ser consumidas por niños y adultos de todas las edades. La aloína solamente se utiliza en productos de uso tópico, pues es muy buena para la piel.

P. ¿Cuáles son todos esos nutrientes que hacen que la planta sea “maravillosa”, o que se le atribuyan propiedades excepcionales?

R. Se necesita una larga lista para enumerar sus componentes. Pero a grandes rasgos, y sin detenernos a explicar qué nos aporta cada uno de ellos por separado, podemos mencionar:

Vitaminas: A, C y E, grupo B completo -B1 B2 B3 B6 y B12-, colina, acido fólico. Es una de las pocas plantas que contiene la vitamina B12, pues proviene de la carne. Así que el áloe viene muy bien a la dieta de los vegetarianos.

En el áloe vera han sido hallados más de veinte minerales esenciales. Entre ellos fósforo, azufre, potasio, sodio, cloro, hierro, magnesio, manganeso, zinc, cobre, cromo, germanio orgánico y gran cantidad de calcio.

Aminoácidos, contiene 20 de los 22 presentes en el cuerpo humano; constituyen la base de las proteínas.

Enzimas. Responsables de transformar los alimentos en combustible que va a proporcionar la energía y la vida a cada una de nuestras células.

Mono y polisacáridos. Entre éstos últimos cabe destacar el acemanano, con un notable poder regenerador de los tejidos y elemento activo en más de cien enfermedades diferentes.

Lignina, saponinas y antraquinonas. La lignina posee un extraordinario efecto de penetración de los tejidos, haciendo de vehículo transportador para todos los elementos activos.

Y aquí no se acaban los componentes hallados en el áloe vera, pues se sigue estudiando su composición.

P. Es impresionante. Parece un alimento sumamente completo. Y, además, nos proporciona una mejor salud?




R. Así es. Cada persona lo vamos a experimentar de manera diferente, pues cada organismo tiene unas diferentes necesidades y carencias y unos distintos niveles de toxicidad, dependiendo de nuestra alimentación y hábitos de vida. Por eso dicen que el áloe es un adaptógeno. Cuando adquirimos la costumbre de tomarlo diariamente, de incluirlo en nuestra dieta habitual, cada persona vamos a sentir mejoría en algún aspecto. Podemos sintetizar sus efectos como: gran energético, inhibidor del dolor, antiinflamatorio natural, propiedades antibióticas, regenerador celular, depurador del organismo, optimizador de todas sus funciones....

P. Sí, todo eso está muy bien, pero ¿se va a resentir nuestro estómago? Pues dicen que el sabor no es muy bueno que digamos.

R. Al contrario, nuestro estómago nunca habrá estado mejor cuidado, bueno, todo nuestro sistema digestivo. Mejora la digestión, elimina la acidez, mitiga molestias gastrointestinales, mejora la función renal, cicatriza úlceras, favorece la repoblación de la flora bacteriana benéfica, nos ayuda a eliminar el estreñimiento, incluso el crónico, elimina molestias hemorroidales... Un sinfín de beneficios, así que podemos perdonar que no sea un alimento que nos llame especialmente por el sabor. Pero para eso tenemos las pulpas de áloe vera de Forever Living. Hay tres sabores para elegir: la pulpa pura, otra que contiene también zumo de arándanos y manzana, y una tercera que lleva incorporado zumo de melocotón. Las tres con un altísimo porcentaje de pulpa pura estabilizada en frío con su proceso exclusivo y patentado.

P. Imagino que la constancia es esencial para conseguir todos esos beneficios. ¿Hay que tomar mucha cantidad? ¿Durante mucho tiempo?

R. Como para todo, efectivamente, la constancia es esencial. Recomendamos como cantidad mínima diaria entre 30 y 50 ml. Y mejor en ayunas, hace más efecto. En cuanto al tiempo, los expertos dicen que para conseguir esa depuración del organismo, el mínimo sería tres/cuatro meses –seguidos, por supuesto- para una persona sana, y el doble o triple de tiempo para una persona muy medicada, que tenga que eliminar muchas toxinas. También este factor va a influir en la cantidad a ingerir. No es lo mismo una mujer sana y de 55/65 kilos de peso, que una persona enferma o cuyo peso supere ampliamente la normalidad. De cualquier forma, una vez lo estás tomando un tiempo y experimentas mejorías en diferentes aspectos, ya no quieres dejarlo. Yo lo tomo todo el año.

P. Bueno, sirve para tantas cosas...

R. Pues solamente hemos mencionado una parte. Ya profundizaremos en otra ocasión y explicaremos los importantes beneficios que se obtienen en muchas dolencias. Y para nuestro estado anímico. ¿Sabías que el áloe estimula la creación de endorfinas, la llamada hormona de la felicidad? Por eso, cuando llevas un tiempo tomándolo, te sientes diferente. Diría que con más energía, más ganas de hacer cosas, soportas mejor los problemas....

P. Y todo eso con un alimento, algo totalmente natural...

R. Sí, un alimento. Hay que insistir en este concepto. Muchas personas que han obtenido mejoras en sus diferentes dolencias, intentan explicarlo como si hubieran tomado una medicina. Y no es así. En palabras del doctor G. Henderson, director del Centro Quiropráctico Fallbrook de California: “El áloe vera no cura a nadie. Es el cuerpo el que realiza su propia curación y, para ello, simplemente necesita disponer del vehículo adecuado. Al áloe vera se le conoce como la “planta que cura”, pero es porque proporciona al cuerpo todo lo necesario para que éste pueda cuidarse a sí mismo...” Hay otros asertos que vienen a decir lo mismo. Recuerdo uno, especialmente interesante, de un investigador japonés, Kazuhiko Asai, quien comenzó sus estudios sobre germanio orgánico en la década de los 60. El áloe vera contiene cantidades relevantes de germanio orgánico y su calidad es muy superior, para uso terapéutico, a la de cualquier otro vegetal conocido. El germanio orgánico contribuye a aumentar la absorción de oxígeno por las células corporales. Pues bien, Asai y su equipo descubrieron, entre otras propiedades, que hasta las células cancerosas pueden recuperar su estado normal cuando se les aumenta su capacidad de absorción de oxígeno en la sangre. Sin embargo, Asai siempre aseguró que “el áloe vera no se trata de un medicamento, ya que no combate ninguna enfermedad específica ni presenta actividad alopática alguna, sino que coloca al organismo en condiciones de disponer de todos los mecanismos necesarios de reconstrucción y optimización de las funciones metabólicas, celulares y del sistema inmunológico, incrementando y regulando su funcionamiento, de forma tal que controle y rechace las infecciones bacterianas y virales.”

Decía Hipócrates, “que tu alimento sea tu medicina”. Y, más actual, en palabras de Adelle Davis, “somos mucho más de lo que comemos y lo que comemos puede ayudarnos a ser mucho más de lo que somos” Pues vamos a beneficiarnos de un magnífico alimento como es La Pulpa de esta extraordinaria planta, áloe vera, procurándonos el de mejor calidad que existe hoy en el mercado. El de FOREVER

Lema de Forever:

"Ayudar a las personas a añadir vida a sus años, mientras que ellas añaden años a sus vidas".





Bibliografía

Áloe Vera: la planta de las mil caras y todas buenas. Marié Morales.
Áloe Vera. Neil Stevens.
Áloe. Sábila. Manual práctico y clínico. Pedro Crea.
El esencial Áloe Vera. Los efectos y los testimonios. Dr. Peter Atherton.
La cura milagrosa: el germanio orgánico. Kazuhiko Asai.
Áloe Vera. La planta de propiedades milagrosas. Alasdair Barcroft.