Páginas

sábado, 12 de noviembre de 2011

La Cura Tibetana del Ajo

La cura tibetana del ajo es una fórmula desintoxicante milenaria que se realizaba en los monasterios del Tibet.
Ésta se basa en el aprovechamiento de las propiedades medicinales del ajo que ayuda a tratar diferentes enfermedades de forma natural y así poder aprovechar todos sus beneficios.
La cura tibetana del ajo ha logrado traspasar la barrera del tiempo y ha llegado a nuestros días a través de una receta milenaria, encontrada en un monasterio del Tibet.
Esta receta permite que aproveches todos los beneficios medicinales del ajo que ayudan al organismo en general, mejorando la calidad de vida.

¿Cómo realizar la cura tibetana del ajo?

Ingredientes
• 350 grs de ajo pelado, cortado y triturado.
• ¼ litro de agua ardiente, tequila o cognac a 70º de uso interno.

Preparación
• Colocar en un recipiente de vidrio el ajo triturado y el agua ardiente. Cerrar herméticamente. Llevar al frigorífico durante 10 días. Pasado este paso de tiempo, pasar por un colador fino o gasa. Colocar en un recipiente de vidrio y llevar nuevamente a la nevera durante 2 días.

Observaciones
• La cura tibetana de ajo puede tomar un color verdoso.
• Los primeros días puede producir mareos, erupciones, dolor de estómago. Esto se debería a la depuración que produce en el organismo.
• Se deben mezclar las gotas gotas en Aloe Vera o agua antes de las 3 comidas principales. A partir del día 12 tomaremos 25 gotas tres veces al día hasta terminar el frasco.


• No se puede repetir el tratamiento hasta después de 5 años.

Lo tomaremos siguiendo las pautas de esta tabla:


Ventajas o beneficios de la cura tibetana del ajo


Mejora el sistema inmune fortaleciendo así nuestra resistencia frente a las infecciones. Ayuda a eliminar el colesterol.
Es de gran eficacia para la hipertensión y los problemas de circulación

Según el manuscrito tibetano, sus beneficios son los siguientes:
Limpia el organismo de las grasas y lo libera de los cálculos depositados.
Mejora el metabolismo y disminuye el peso del cuerpo llevándolo al peso normal.
Deshace los coágulos de sangre y vuelve más elásticos todos los vasos sanguíneos curando también la arteriosclerosis.
Cura la isquemia, la sinusitis, la hipertensión y las enfermedades bronco-pulmonares.
Cura el diafragma y el miocardio enfermo.
Hace desaparecer el dolor de cabeza.
Cura la trombosis del cerebro, la artritis y la artrosis.
Cura el reumatismo, la gastritis, las úlceras de estómago y las hemorroides.
Cura los disturbios de vista y oído.

En general todo el organismo se recupera.


Nota: Siempre es conveniente consultar a nuestro médico




----------------

Podremos sustituirlo, incorporando en nuestra toma diria de Aloe Vera, nuestro Ajo y Tomillo que velará también por nuestro Sistema Circulatorio.