Páginas

domingo, 19 de junio de 2011

Cuidados con el SOL

Prevención de los efectos nocivos del sol


Las quemaduras, el cáncer de piel y otros efectos adversos causados por el sol son, generalmente, evitables cuando la protección contra el sol se lleva a cabo temprana y permanentemente. A pesar de que el bronceado y las quemaduras aumentan el riesgo de contraer cáncer de piel, la mayoría de la gente en los no toma medidas de precaución para protegerse de los rayos solares.


Para lograr que la población tome medidas precautorias contra los rayos solares es necesario lograr, en primer lugar, un cambio de actitud, por ejemplo, terminar con la creencia de que el protector solar solamente debe usarse en la playa o en la piscina en lugar de hacerlo durante todo el año. Otras creencias a erradicar son aquellas que sostienen que "un cuerpo bronceado es un cuerpo saludable" y que "el bronceado sólo puede conseguirse en verano." Para superar estas barreras, la educación debe comenzar temprano, de manera de crear un hábito permanente de protección desde el principio. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para comenzar a protegerse del sol.




La protección más segura contra el sol se logra cuando se toman todas las medidas preventivas simultáneamente. Entre ellas pueden mencionarse las siguientes:

Reduzca la exposición al sol durante las horas en que la intensidad de los rayos solares es mayor, es decir, desde las 10 de la mañana hasta las cuatro de la tarde. En lo posible, debería restringirse la exposición durante este horario y tomar todas las medidas de protección. La sombra que Ud. proyecta es un indicador de la intensidad de los rayos solares. Si el largo de su sombra es menor que su altura, el sol se encuentra en su intensidad máxima. La Academia Norteamericana de Dermatología ha establecido la "regla de la sombra": SI NO PROYECTA SOMBRA, PONGASE A LA SOMBRA.

Cuando tenga pensado realizar actividades al aire libre, fíjese cuál es el índice UV, el cual constituye un pronóstico diario de la intensidad de la radiación ultravioleta de los rayos solares. El índice es un indicador del riesgo que entraña la sobreexposición a la radiación ultravioleta y puede utilizarse como referencia para minimizar la exposición al sol.

Póngase a la sombra siempre que sea posible. Las estructuras que dan sombra, tales como los árboles y las sombrillas, brindan protección durante todo el año. Si bien los árboles no proporcionan una protección total, bloquean aproximadamente el 60 por ciento de los rayos solares.



Use sombrero de ala ancha, gafas de sol y ropa de manga larga y de trama cerrada. La ropa contribuye a bloquear los rayos solares y debe ser uno de los principales elementos de protección. Las gafas de sol deberían bloquear el 100 por ciento de la radiación ultravioleta A y B. El uso de sombrero constituye la mejor manera de reducir al mínimo la exposición del rostro, la cabeza, las orejas y el cuello.

Utilice protectores solares de amplio espectro, los cuales poseen ingredientes activos que bloquean los rayos ultravioleta A y B. El Factor de Protección Solar (SPF) del protector no debe ser menor de 15. El protector solar debe usarse a diario, aplicándolo abundante y homogéneamente antes de la exposición al sol. La aplicación debe ser frecuente, siendo especialmente importante después de salir del agua.

Evite el bronceado con lámpara, ya que la radiación ultravioleta artificial es tan perjudicial para la piel como los rayos solares. La mayoría de las lámparas de bronceado emiten rayos ultravioleta A, los cuales se ha comprobado que penetran en la piel más profundamente y que contribuyen a la formación prematura de arrugas, siendo causantes de cáncer de piel (Asociación Norteamericana de Dermatología, 1994).

Reduzca la exposición a superficies que reflejan la luz solar, tales como la nieve y el agua. Los rayos ultravioleta son reflejados por la arena, las baldosas, el agua, la nieve y los edificios. Es importante tomar todas las medidas necesarias para protegerse del sol, incluso cuando se está a la sombra.


Volver a Precauciones para Protegerse del Sol
Centro de Sanidad Ambiental (inicio) / Centro de Sanidad Ambiental (directorio)
Consejo Nacional de Seguridad (inicio) / Comentarios
Centro de Sanidad Ambiental
(dependiente del Consejo Nacional de Seguridad)
1025 Connecticut Avenue, NW, Suite 1200, Washington, DC 20036





Share |