Páginas

domingo, 24 de abril de 2011

Aloe Vera, propiedades

Se resume la ponencia que sobre los usos terapéuticos del aloe vera desarrolló en mayo de 2002 en el Jardín Botánico de Madrid, en el marco de las Jornadas de Fitoterapia y Etnobotánica, D. Ricardo Gampel Trajterman, farmacéutico y bioquímico dedicado desde hace 30 años al estudio del áloe en los Estados Unidos.
Para Ricardo Gampel, inmuno-farmacólogo y especialista en Terapias Naturales por la Universidad de Buenos Aires, la utilización del áloe o sábila corre pareja con el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes: está documentada en el inicio de las civilizaciones china, india y sumeria, Siria y el antiguo Egipto, entre los babilonios y los hebreos. Destacan como usos más comunes las referencias al poder regenerador del áloe en heridas, lesiones y quemaduras y para afecciones de la piel, así como bebida para la indigestión y los gases. En el siglo I d.C. Dioscórides, en su herbario griego, hace una amplia descripción de la

planta por sus propiedades medicinales y cosméticas. En Estepona (Málaga) e introducida por los árabes crecen las primeras plantaciones de áloe en la península Ibérica, llegando a ser elemento esencial de la medicina popular de la ribera mediterránea hasta que: "El empleo generalizado de la farmacopea moderna lo relegó al olvido junto a la mayoría de las plantas medicinales".
El redescubrimiento del valor terapéutico del áloe se produce durante la segunda guerra mundial: "Las quemaduras causadas en las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki por las explosiones atómicas, se curaron más rápidamente con el áloe y en muchos casos sin dejar señales ni cicatrices".


                                                                                                                                               
Variedades y denominaciones

El género áloe pertenece a la familia de las asfodeláceas o liliáceas, familia con plantas tan comunes como ajo, cebolla, espárrago y tulipán. Existen unas 350 variedades o especies reconocidas del género áloe, que crecen en zonas semiáridas de las regiones tropicales y subtropicales, casi todas con alguna propiedad terapéutica, y que pueden ser desde plantas
de unos 20 cm. de altura hasta auténticos árboles con más de 20 metros.

Ante la confusión en torno a la denominación de las diferentes variedades, lo que hace que especies distintas de áloe sean conocidas como aloe vera -aloe verdadero en latín-, para Gampel sólo debe llamarse así a la especie aloe barbadensis miller. Una correcta denominación es importante ya que no todos los aloes tienen iguales características. Según Gampel: "Hoy en día, prácticamente se limitan a dos las especies de áloe utilizadas con fines medicinales. El aloe ferox miller o aloe del Cabo, a partir del cual se obtiene principalmente acíbar, y el aloe barbadensis miller, originario de Barbados y a partir del cual se obtiene acíbar y gel de áloe".

Debido a su fuerte demanda, la especie aloe barbadensis miller experimenta un incremento de las zonas de cultivo, por lo que ha sido introducida en muchas regiones de las zonas más cálidas de Estados Unidos, México, Antillas, Bahamas, Venezuela, Grecia, Marruecos, Israel, Egipto, Arabia, Argelia o India. También hay plantaciones de aloe barbadensis en Andalucía, Baleares y Canarias. Del áloe se utilizan las hojas basales, duras, gruesas y carnosas, recolectadas a partir de la planta adulta de más de 3 años y no más de 5, de la que se obtienen el acíbar y el gel de aloe vera.

Derivados del aloe. Gel, jugo y zumo

"Tanto el gel como el acíbar se obtienen a partir de las hojas frescas. Pero son productos muy diferentes tanto desde el punto de vista químico como farmacológico y terapéutico, por lo que no deben ser confundidos", afirma Ricardo Gampel.

El acíbar, látex o exudado obtenido por incisión de las hojas frescas de las especies de aloe ferox y barbadensis, es de color amarillento oscuro, con gusto amargo y nauseabundo. Sus principios activos son derivados hidroxiantracénicos de acción laxante o purgante. Este látex se condensa y deseca para obtener una masa cerosa quebradiza, de color oscuro entre marrón rojizo y negro, que apelmazado y en forma de terrones similares al barro seco recibe el nombre de acíbar. Pulverizado es incorporado a preparados farmacéuticos laxantes.

El gel de aloe vera es un líquido claro y mucilaginoso de color blanco o ligeramente amarillento, casi transparente, obtenido al triturar las hojas de variedades cultivadas de aloe barbadensis sin eliminar la pulpa. Los polisacáridos son sus principales constituyentes y no contiene derivados antraquinónicos de acción laxante. Tras tratar por métodos físicos el gel de aloe vera se obtiene el jugo o zumo de aloe, que debe ser convenientemente conservado y estabilizado, ya que es sensible a la luz y al calor y puede deteriorarse rápidamente.

El jugo y el zumo obtenidos a partir del gel de aloe barbadensis están libres de aloína y demás sustancias antraquinónicas laxantes, por lo que pueden tomarse con toda seguridad por vía oral, garantizan el contenido de polisacáridos biológicamente activos, y mantienen el color y el sabor, no del todo desagradable, del gel de aloe vera.

El concentrado de aloe es un gel de aloe vera del que se ha eliminado el agua. El extracto de aloe es una solución acuosa o con otros disolventes que contiene menos del 10% de gel de aloe vera. El aceite de aloe vera es la fracción lipídica obtenida de las hojas de aloe barbadensis miller.

Composición química del gel

Su composición y propiedades físico-químicas y farmacológicas pueden variar en función de la lluvia o el riego, del terreno, de la época de recolección de las hojas y de su edad y almacenamiento, y según la forma de obtención del gel y su almacenamiento.

Un 99,4% del peso del gel de aloe vera es agua. Más del 60% de los sólidos totales son polisacáridos mucilaginosos ligados a azúcares como glucosa, manosa, ramnosa, xilosa, arabinosa, galactosa y ácidos urónicos. El mucílago está compuesto de diferentes polisacáridos neutros, ácidos y acetilados (mananos, glucomananos, galactomananos,...), responsables de la gran capacidad que tiene la planta para retener agua y gracias a la cual puede sobrevivir en condiciones de sequía. Los polisacáridos mucilaginosos son los principios activos responsables de la actividad biológica del gel de aloe vera, y entre ellos Ricardo Gampel destaca el acemanano: "Que ha despertado gran interés por sus propiedades farmacológicas y como componente activo importante del gel de aloe" y el aloérido: "Polisacárido de elevado peso molecular recientemente identificado, constituido por glucosa, galactosa, manosa y arabinosa, y que según parece posee una actividad inmunoestimulante superior a la del acemanano".

Siguiendo a Gampel, los restantes sólidos que componen el gel de aloe vera, que también pueden contribuir a su actividad terapéutica, son sales orgánicas y ácidos (glutámico, málico, salicílico, cítrico, lactato magnésico, oxalato cálcico, ...), enzimas (celulasa, carboxipeptidasa, bradikininasa, catalasa, amilasa, oxidasa, tirosinasa), sapogénicas, taninos, esteroles, triglicéridos, aminoácidos (lisina, histidina, glutamina, arginina, ácido aspártico, asparagina, treonina, serina, ácido glutámico, glicina, alanina, valina, metionina, isoleucina, leucina, tirosina, fenilalanina y triptófano), RNA y trazas de alcaloides, de vitaminas (betacaroteno,

B1, B2, B3, B6, C, E, colina, ácido fólico) y de minerales (aluminio, boro, bario, calcio, cromo, cobre, hierro, potasio, magnesio, sodio, fósforo, estroncio, silicio). No debe contener nunca en cantidades apreciables derivados hidroxiantracénicos o antraquinonas de acción laxante.

Actividad sobre órganos y sistemas

Con abundantes y documentadas referencias de estudios in vitro, en animales y en humanos, Ricardo Gampel desarrolló las propiedades y aplicaciones del aloe vera. Respecto a su actividad sobre la mucosa gastroduodenal destaca el efecto protector ante lesiones de la mucosa gástrica, su actividad antiulcerosa, y de inhibición del crecimiento de helicobacter pylori. El acemanano presente en el aloe vera podría ser útil en enfermedades inflamatorias intestinales como la de crohn o la colitis ulcerosa.

En el sistema endocrino resalta la actividad hipoglucemiante e hipolipemiante: "El aloe vera administrado por vía oral es capaz de reducir los niveles de glucosa en sangre,... Puede tener también cierta actividad sobre los niveles sanguíneos de colesterol y triglicéridos, aunque el mecanismo de acción no ha sido dilucidado".

En cuanto al sistema inmune el aloe tiene actividad inmunomoduladora y antimicrobiana frente a un amplio número de microorganismos, bloquea la reproducción del VIH y de los herpesvirus y estimula la actividad de los monocitos y macrófagos. El aloe vera, activo en situaciones de inmunosupresión, es también efectivo en la prevención de estados de inmunosupresión inducidos por radiación ultravioleta y en la prevención de infecciones víricas respiratorias (gripe, resfriado, laringitis) por inducir la formación de anticuerpos. Tiene asimismo actividad antiinflamatoria: inhibe la síntesis de prostaglandinas y reduce la migración e infiltración de leucocitos, la liberación de histamina y la síntesis y secreción de leucotrienos: "La actividad antiinflamatoria del gel de aloe vera se sinergiza con el resto de propiedades (cicatrizante e inmunoestimulante) para facilitar la curación de heridas o frente a procesos artríticos (por sus propiedades antiinflamatoria e inmunomoduladora)".

Para Gampel: "El aloe vera presenta propiedades anticancerígenas y antitumorales. Especialmente en los sarcomas blandos, el acemanano es capaz de reducir el crecimiento del tumor o producir regresión del mismo. Esta actividad antitumoral, junto a las propiedades inmunoestimulantes y protectoras de las lesiones inducidas por radiación, determinan la posible aplicación del aloe vera en la prevención de melanomas y cánceres de piel", por lo que se han iniciado estudios para evaluar la actividad antitumoral del acemanano y otros polisacáridos del aloe.

En relación a la piel y las mucosas destacan las propiedades de cicatrización y regeneración. El aloe vera, ingerido o en aplicación externa, facilita la curación de heridas, quemaduras y lesiones epidérmicas y reduce el dolor: "Se ha mostrado especialmente eficaz en las quemaduras inducidas por radiación, incluídas las solares, y en lesiones subsiguientes a tratamientos con radioterapia. El gel de aloe aumenta el correcto entrelazado de las fibras de colágeno sobre la zona lesionada debido a la regeneración celular y tisular promovida por las glicoproteínas, la reepitelización y angiogénesis favorecida por la alantoína, y el efecto antiinflamatorio y antimicrobiano de los polisacáridos y compuestos fenólicos". También facilita la curación de llagas y ulceraciones bucales o lesiones inflamatorias imitativas de la mucosa gastro-intestinal.

En situaciones donde la curación de heridas se ve afectada y retardada, por ejemplo diabetes, el aloe es especialmente eficaz: "No sólo disminuye el tiempo de curación de las lesiones, sino que mejora el flujo sanguíneo y mantiene una mayor sensibilidad en la zona lesionada en comparación con otros tratamientos".

No menos importante es su actividad antipsoriásica. Gampel explica que la penetración de los polisacáridos del gel de aloe vera a través de la piel favorece su humectación, ocluye la dermis e inhibe la formación de las placas psoriásicas, de modo que puede reducirse de manera significativa la duración de los brotes.

Ricardo Gampel considera que las alteraciones producidas en la piel por la edad y por las radiaciones solares se deben a que los cambios degenerativos son superiores a la capacidad regenerativa, lo que se plasma en la aparición de arrugas y cambios en su pigmentación. El gel de aloe, en palabras de Gampel: "Previene el fotoenvejecimiento prematuro, restablece el equilibrio entre los cambios degenerativos y regenerativos y estimula la síntesis de colágeno y de las fibras de elastina de la piel. El gel de aloe incrementa el contenido de colágeno soluble e inhibe los enzimas responsables de la formación y acumulación de melanina en la piel, que darían lugar a la aparición de manchas o zonas de hiperpigmentación"

Aplicaciones e indicaciones

Por vía oral el aloe vera es un gran regulador, depurativo y tonificante general de los órganos y sistemas corporales. Recomendado por sus propiedades cicatrizantes en úlceras y problemas gastrointestinales irritantes, inflamatorios, fermentativos o infecciosos, y por sus propiedades inmunoestimulantes si se requiere un aumento de las defensas naturales en casos de infección respiratoria, urinaria o ginecológica.

Se recomienda para depurar y desintoxicar en afecciones hepatobiliares y ante una acumulación de toxinas en reumatismo, artritis, procesos alérgicos como rinitis o asma, gota, y afecciones dermatológicas como acné, dermatitis o eccemas. Ayuda a regular y depurar el organismo y a controlar los niveles de colesterol, glucosa y ácido úrico, así como la tensión arterial, la circulación venosa y el metabolismo general, por lo que puede ser útil como complemento en dietas de control de peso.

Aplicado externamente es antiinfeccioso, antiinflamatorio y suavizante, favorece la cicatrización y regeneración de la piel y alivia y cura heridas, llagas, eccemas, psoriasis, golpes, dolores musculares o articulares, acné, manchas en la piel, etc. Alivia el dolor, la irritación, el picor y la inflamación. Aplicado en compresas en los días siguientes a la quemadura, solar o no, calma y acelera la regeneración de la piel dañada.

Para resumir, en uso interno y externo el aloe vera está indicado en afecciones dermatológicas e infecciones exantemáticas (sarampión, varicela, rubeola, herpes), afecciones de la mucosa gástrica e intestinal (gastritis, hiperacidez, úlcera gastroduodenal, infecciones gastrointestinales y enfermedades inflamatorias intestinales como crohn, colitis ulcerosa y colon irritable) y de la mucosa bucal (aftas, gingivitis, periodontitis, candidiasis bucal y esofágica), estados de inmunosupresión, procesos inflamatorios y autoinmunes tipo artritis, procesos tumorales, prevención de estados de inmunosupresión y procesos infecciosos, hiperglucemias e hiperlipidemias.

Precauciones

En uso externo no se han descrito reacciones adversas y las reacciones alérgicas son muy raras. En uso interno el gel de aloe vera se considera seguro y no se conocen interacciones. Los jugos obtenidos a partir del gel de aloe vera deben ser biológicos y no contener sustancias antraquinónicas. Los derivados antraquinónicos pueden originar cuadros diarreicos y cólicos intestinales, y su uso crónico puede producir pérdida de potasio, deshidratación y dependencia de laxantes.

Para comprobar el origen y la autenticidad del aloe vera, un grupo de fabricantes norteamericanos funda en 1990 el IASC (Consejo Científico Internacional del Aloe), cuyo sello, garantía de control y calidad del aloe americano, se ha convertido en sinónimo de seguridad del aloe vera.

(artículo publicado en Conocer Arganzuela nº 117, julio-agosto de 2002)

 

miércoles, 13 de abril de 2011

Argi+ por el Dr. Peter Atherton

10 razones para beber ARGI + por el Dr. Peter Atherton MBCh.B., D. Obst. RCOG, FRCGP y Miembro del Consejo Asesor

1. Hechos para liberar hormonas anti-envejecimiento. ¿Quién quiere parecer más viejo que sus años?

2. sensibilidad a la insulina afecta a lo que es particularmente útil en el mantenimiento de control de la glucosa en la sangre.

3. Un extracto de vino tinto que se incluye en el producto ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

4. Los componentes de la granada y la fruta son una fuente rica de antioxidantes, necesarios para combatir los efectos dañinos de los radicales libres.

5. Aumenta la masa muscular y fuerza, mientras que la reducción de la cantidad de tejido graso. Una de las ventajas de bienvenida para los deportistas.

6. El óxido nítrico formado permite un mayor flujo sanguíneo y puede mejorar la función sexual.

7. Ayudas ósea y el crecimiento y reparación de tejidos es particularmente apropiado para después de las fracturas y lesiones de partes blandas.

8. Ayuda a mantener una presión arterial sana y el sistema cardiovascular.

9. Apoya el sistema inmunológico. El óxido nítrico, derivado de la L-Arginina, es utilizada por las células blancas de la sangre y otras células del barrido para atacar las bacterias, ya que es tóxico para ellos y hace que estas células inmunes más letal.

10. ARGI + es un suplemento diario maravilloso que apoya una mejor salud a lo largo de muchos sistemas del cuerpo, por lo que permite al organismo para ofrecer un rendimiento óptimo.

ARGI + es siempre más grande de España de lanzamiento de producto, ya que siempre la libertad en 2001 y se prevé por Rex Maughan a ser nuestro segundo producto más vendido detrás de las bebidas. Es un producto de gran alcance con muchos beneficios de salud. Un suplemento diario que contiene L-Arginina y complejos vitamínicos. L-Arginina es un aminoácido que es beneficioso para la salud general, nuestros cuerpos se convierten en óxido nítrico, una molécula que ayuda a los vasos sanguíneos se relajan y abierto para el flujo de sangre mayor. Mayor flujo de sangre compatible con muchas funciones importantes en nuestro cuerpo, tales como mantener una presión arterial saludable y la salud cardiovascular en general.

ARGI + proporciona a su cuerpo con todos los beneficios de la L-Arginina. También contiene la granada, muy conocida por sus fuertes propiedades antioxidantes, extracto de vino tinto para ayudar a mantener niveles saludables de colesterol, y piel de la uva para la salud del sistema cardiovascular e inmunológico. ARGI + también contiene jugos de frutas que aportan nutrientes, ácidos grasos esenciales, las bayas que ayudan a neutralizar los radicales libres y apoyar el envejecimiento saludable y otros ingredientes que apoyar la función saludable de las articulaciones.

• Vitamina C - para el sistema inmunológico, el sistema nervioso, la concentración, el sueño y la salud de los huesos y la piel.

• La vitamina K2 - para la formación ósea, la sangre coagulación de la sanidad y vitalidad.

• Vitamina B6 - para el sistema inmunológico, el sistema nervioso, el cerebro, los músculos, el transporte de oxígeno, proteínas, grasas y el metabolismo de los hidratos de carbono.

• La vitamina D3 - para el sistema inmunológico, los huesos, el sistema nervioso y el estado de ánimo positivo.

• Vitamina B9 - de nuevas células, el cerebro, los nervios y el crecimiento.

• Vitamina B12 - para un sistema nervioso sano, el estado de ánimo positivo, el cerebro, el crecimiento y el transporte de oxígeno.

Una cucharada de ARGI + un vaso con 8 onzas de agua o su bebida favorita aloe todos los días. ARGI + proporciona 5 gramos de L-Arginina por porción, además de vitaminas sinérgico que darle al cuerpo el impulso que necesita para seguir adelante durante todo el día y ofrecer un rendimiento óptimo para casi todos los sistemas de tu cuerpo. Como con cualquier nuevo suplemento, cualquier persona con una enfermedad del corazón o del riñón, embarazada o tomando medicamentos deben consultar a su médico de cabecera antes de tomar ARGI +.

Toda persona que desee mantener un estilo de vida saludable L-Arginina actúa como un gran todo terreno-en el cuerpo humano. Usted encontrará en particular, que los deportistas y las personas que están activos se beneficiarán de ARGI +. Se recomienda tomarse 30 minutos antes del ejercicio.




L-Arginina es ya un suplemento popular en la industria del deporte, pero ARGI + es la única preparación que también contiene arginina esta exclusiva mezcla de valiosas sustancias bioactivas y vitaminas esenciales. ARGI + es también la lactosa y gluten.


martes, 12 de abril de 2011

Candidiasis Vaginal

Se trata de una infección en la vagina causada por un hongo llamado Cándida. En pequeñas cantidades este microorganismo no representa ningún problema, pero, cuando se reproduce excesivamente, aparece la infección y las molestias que la acompañan. En algunos casos, la candidiasis vaginal puede convertir actividades cotidianas (caminar, orinar o tener relaciones sexuales) en experiencias muy dolorosas.

Es muy probable que usted haya padecido esta enfermedad o la padezca en un futuro. Se calcula que cerca del 75% de las mujeres adultas la sufrirán al menos una vez en su vida. Una mujer sana puede padecer candidiasis vaginal ocasionalmente, sin embargo, cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado, la dolencia puede ser recurrente y convertirse en un verdadero tormento.

Aunque, existen medicamentos anti hongos para tratar la candidiasis vaginal que pueden comprarse en cualquier farmacia (algunos incluso sin receta médica) también es posible curar la enfermedad sin recurrir a ningún medicamento, con un producto completamente natural.

El Aloe Vera y la candidiasis vaginal.

Las propiedades medicinales del Aloe Vera son ampliamente conocidas, se utiliza para aliviar el dolor producido por golpes, esguinces y luxaciones, dolores musculares, reumáticos y artríticos. Cura infecciones producidas por diferentes bacterias, estafilococos y hongos. Se ha utilizado con éxito en el tratamiento del acné, la psoriasis y otras afecciones de la piel.



No resulta extraño, por tanto, que también sea eficaz en el tratamiento de la candidiasis vaginal. El Aloe Vera tiene un efecto antimicótico, por lo que, mata los hongos o impide su crecimiento o reproducción. También alivia el prurito, el picor o comezón que afecta la zona vaginal.

Aplicarse una crema con un alto contenido de Aloe Vera en la zona afectada produce unos efectos sorprendentes. Existen en el mercado cremas con altas concentraciones de Aloe Vera, o incluso, cremas hechas íntegramente de la pulpa del Aloe Vera. Si disponemos de la planta, podemos fabricarnos nosotros mismos la crema. Buscando en Internet, encontraremos páginas con las instrucciones necesarias para la elaboración artesanal de la crema.

Mujeres que han padecido de Candidiasis vaginal por años, acudido a diferentes especialistas y probado multitud de tratamientos sin éxito, se han visto libres de la enfermedad con el uso del Aloe Vera.

Tomar jugo puro de Aloe Vera 100% también resulta efectivo. No solo cura la Candidiasis, si no que, la previene, al fortalecer el sistema inmunológico.

Una vez superada la Candidiasis vaginal, utilizar un jabón que contenga Aloe Vera para la higiene íntima, evitará que esta vuelva a aparecer.






Share |