Páginas

miércoles, 28 de julio de 2010

Aloe Vera y Germanio Orgánico

La Aloe vera, sus importantes cualidades medicinales y el germanio orgánico que contiene

La Aloe vera y en general las diferentes especies del género aloe tienen interesantes y valiosas cualidades terapéuticas, también refuerza el A. vera al sistema inmunológico. Se calcula que plantas del genero aloe han sido utilizadas desde hace unos 5 mil años. Se han tenido resultados muy positivos en la lucha contra el cáncer, dentro de los cuales puede destacarse el mamario. Sus cualidades provienen por el rico contenido de elementos y compuestos. Más recientemente se ha destacado el germanio que contiene, en su condición de orgánico, que tiene efectos positivos en el organismo, en especial en el sistema circulatorio y en particular en la sangre.

En el artículo se hace referencia a sus aplicaciones terapéuticas, a medidas preventivas en su uso y a sus principales cualidades derivadas de su rico contenido de elementos y compuestos, donde se destaca el germanio como elemento importante.

Me ha llegado una interesante información sobre uso de la A. vera en el tratamiento de un cáncer en el sistema urinario de un perro, con resultados muy positivos. Incluyo la información al final del artículo,

Aplicaciones terapéuticas

La práctica ha confirmado diversas formas de empleo de la Aloe vera, todas ellas sumamente efectivas, entre las cuales las más relevantes son: el uso externo (colocando directamente las hojas sobre la parte dañada, o en forma de lavajes, compresas y apósitos), y la administración interna vía oral, para la que se utiliza mayoritariamente el zumo o la Tintura básica. Un tratamiento muy recomendado es ingerirlo con miel de abejas y bebidas alcohólicas de alta graduación provenientes de destilados, como el whisky y el pisco. La miel y el alcohol ayudaría a que su efecto se extienda por todo el organismo; el alcohol contribuiría con la dilatación de los vasos capilares. Según el Ingeniero Roberto Williams las distintas especies tendrían efectos similares. Otra fuente señala que habría alguna diferencia entre las distintas especies en cuanto a sus usos preferentes.

Precauciones para su uso

Pedro Crea, autor del interesante libro “Aloe Sábila. Manual práctico y clínico” señala que antes de comenzar un tratamiento con aloe, sea externo o interno, es preciso tener muy en cuenta algunas medidas precautorias.

  1. Toda aplicación local o ingesta de cualquiera de sus derivados (zumo, pulpa, gel, etc.), especialmente si se hace por primera vez, debe ser gradual, de menor a mayor, ya que para ciertos organismos, algunos de sus componentes pueden presentar contradicciones que se concreten en afecciones diversas, como diarreas, vómitos, inflamaciones cutáneas, edematosis (hinchazones locales) y mareos, entre otros.
  2. Las mujeres embarazadas no deben ingerir aloe bajo ningún concepto, ya que sus propiedades de regulador menstrual pueden provocar aborto.
  3. La ingesta de aloe tampoco es recomendable para pacientes con fiebre o problemas renales graves como nefritis o cólicos.
  4. Si bien pueden efectuarse aplicaciones externas de aloe como primeros auxilios, todo tratamiento relativamente prolongado, tanto en lesiones serias (quemaduras con pérdidas de tejido, heridas, etc.) como enfermedades con cierta gravedad, debe ser autorizado o controlado por un profesional médico.
  5. La gran mayoría de las personas (más aún, podría decirse todas las personas) pueden se alérgicas a algo, desde el aroma de un simple flor o su polen, hasta los antibióticos y analgésicos; por lo tanto, no puede extrañar que haya personas que sean alérgicas a la aloe. En la práctica, los síntomas de esta alergia se presentan con inflamaciones, comezón y enrojecimiento de la piel, en los casos de aplicaciones externas, y vómitos, diarreas y mareos después de una administración oral. La prueba para el uso externo consiste en aplicar un poco de jugo sobre una zona delicada, como axilas o las ingles, y esperar la reacción; para la vía oral, comenzar con dosis bajas, e ir aumentándolas progresivamente, manteniéndose atento a las reacciones adversas.

Aloe, germanio y cáncer

Se han conocido resultados muy positivos en la lucha contra el cáncer con el uso de la especie Aloe vera. La cultura popular ha usado desde tiempo remoto a los aloes para sanar enfermedades. El género aloe es de origen africano, se estima que hay del orden de una 300 especies de este género, otras fuentes hablan de una cantidad cercana a las 450; se han desarrollado o formado híbridos en regiones distintas a las de su origen.

Se tienen especies de este género morfológicamente muy diferentes desde plantas sin tallos (acauleas-herbáceas) a subcauleas(con tallos visibles, herbáceos o leñosos)hasta cauleas o arborescentes(leñosos). Plantas de este género las habría traído Cristóbal Colón a América en sus viajes ya que se usaban para tratar a los marineros que enfermaran.

También la distribución por toda América Latina habría sido en grado importante por sus características medicinales.

Se ha determinado que ya se les usaba como planta medicinal hace unos 5.000 años.

La especie más importante en su uso en salud es la Aloe vera o Aloe barbadensis Miller más propiamente.

Al igual a lo que se ha visto con otras plantas, la población capta el efecto positivo de una especie o género para determinados problemas en forma empírica. Recuerdo haber leído que nativos africanos seleccionaban plantas medicinales y sus partes más adecuadas a través de ver qué comían los animales para determinados compromisos de salud; a ellos los seguían para ver que consumos no habituales hacían.

Muchos científicos han tratado despectivamente el uso de plantas medicinales porque sus recomendaciones no provengan de investigaciones científicas. Recuerdo el desprecio con que se ha tratado en el pasado al llantén(Plantago major) contra el cáncer; ya se ha determinado que esta planta tiene a lo menos un principio activo que posee la capacidad de debilitar o destruir los tumores malignos. También me viene a la memoria que el lisado de corazón, muy recomendado contra el cáncer, fue identificado por un profesional uruguayo, si mal no lo recuerdo un dentista, al observar que los perros extraían el corazón de sus presas y lo enterraban, para después extraerlo cuando enfermaban; hoy se ha visto que este producto tiene una alta capacidad antioxidante.

Múltiples propiedades se le ha atribuido al aloe como antiséptico y antiviral, como laxante, antiinflamatorio e inmunoestimulatorio; además protege de la irradiación y de los envenenamientos. Favorece la regeneración de tejidos. Muchas de sus cualidades provendrían de su contenido de germanio orgánico de alta calidad. También se le emplea como alimento y tónico.

En uso externo se aplica para distintas finalidades, en algunos casos con otros acompañantes.
Dermatitis y caspa, seborrea, herpes y psoriasis, sobre pústulas o furúnculos, para acné..
Edemas, ojeras e inflamaciones de los párpados
Enfermedades eruptivas
Heridas lacerantes y necrosantes
Quemaduras térmicas y solares
Heridas de mordeduras de animales
Para el sistema digestivo contra aftas y llagas en las encías, acidez, cólicos, indigestión, congestión intestinal, parásitos intestinales, hemorroides externas e internas
Obesidad
Para el sistema respiratorio: Amigdalitis, laringitis anginas, bronquitis y catarros
Para el sistema circulatorio y óseo: Hipertensión. Artritis, artrosis y dolores reumáticos, gota
Dolores: dentales, estomacales, musculares, artríticos, .jaquecas (migrañas)
Insomnio
Fiebres injustificadas
Venenos animales
Profilaxis y prevención.
SIDA
Incluso he visto que se le recomienda para la esclerosis múltiple.

Algo sobre sus principios activos

De acuerdo a lo que Pedro Crea escribe en su libro ya mencionado, el aloe tiene una muy rica composición, parte de ella diferenciada por especies y por condiciones de los suelos en que se desarrolla.

Contiene una elevada variedad de agentes curativos, entre los cuales los más abundantes son la aloína, también denominada barboreína y la aloe-emodina obtenida por hidrólisis de la aloína.. Estos principios activos son de alto nivel de efectividad en diversas aplicaciones.

Según el Dr. Mori Tsumaki, investigador del Instituto Bacteriológico de Osaka, Japón, el aloe contiene también aloemicina, de alto poder antiinflamatorio y analgésico, y aloeurucina, que tiene propiedad de activar y fortificar las células epiteliales por lo cual tiene muchas utilidades para úlceras del sistema digestivo.

También se encuentran en el aloe gran variedad de aminoácidos, entre los cuales debe destacarse la valina, metionina, fenilalanina, lisina y lignina; los cuatro primeros son aminoácidos esenciales(es decir que el ser humano requiere y que no los puede sintetizar por lo cual debe ingerirlo como tales a partir de los alimentos que los contengan).

La lignina, en acción sinérgica con diversos polisacáridos que también se encuentran en su fórmula química, como el glucomannan y otros que contienen pentosa, galactosay ácidos urónicos, generan una limpieza a fondo de la piel porque penetran todas sus capas -epidermis, dermis e hipodermis-, eliminando las bacterias y depósitos grasos que dificultan la exudación a través de los poros.

Entre los elementos que contiene el aloe están: hierro, cobre, zinc, fósforo, sodio y potasio, azufre, magnesio y gran cantidad de calcio; sus proporciones varían por especies y suelos donde crece.

Es una de las pocas plantas que contiene vitamina B12, complementada por vitaminas A, B1, B2, B6 Y C.

Crea en su libro destaca: “Toda la planta es en sí misma una poderosa mezcla de antibióticos, astringentes, bactericidas, analgésicos y anticoagulantes, como así también un vigoroso estimulante del crecimiento celular; esta última propiedad hizo que el conocido investigador farmacéutico alemán, H.Freytag la calificara de “estimulador biogénico”, y la bautizara “hormona de las heridas”.

Uno de los elementos más importantes que posee el aloe es el germanio. Pedro Crea en su libro antes mencionado señala textualmente: “Con respecto a la relación entre el germanio orgánico y el aloe, es precisamente el obtenido de esta planta el que ha demostrado tener la más alta calidad en aplicaciones terapéuticas. Se utiliza como estimulante del sistema inmunológico, para incentivar la producción de interferones, como específico en infecciones virales crónicas, enfermedades dérmicas, tumoraciones externas e internas, y como depurador del bazo y el sistema sanguíneo”.

No hace muchos años que se ha determinado que el germanio tiene importantes cualidades en el uso medicinal, entre otros destinos contra el cáncer.

Este elemento sólo fue identificado en la química en 1886; pasó a tener importancia económica después de 1945, cuando sus propiedades de semiconductor empezaron a ser utilizadas en electrónica.

Es interesante ver cómo los avances en bioquímica y en electrónica permiten progresos increíbles en la elaboración de instrumentos y equipos, como también en la medicina misma, y desde luego, en la alimentación y la nutrición. Parecen que los equipos cada vez avanzan más acercándose a las características del ser humano, cómo empiezan incluso a aparecer en ellos las enfermedades contagiosas como son los virus en la computación y el desarrollo de los antivirus, tan parecidos a los antibióticos. Como ya nos acercamos a que con la voz y con el mensaje mental podamos manejar equipos e instrumentos que más se acercan al ser humano. No pasará mucho tiempo, si ya no lo es, que en el juego del ajedrez el rival impersonal de un programa computacional pase a ser invencible para el ser humano.

Aloe y germanio orgánico

Existen dos tipos de germanio, de acuerdo con su procedencia: el inorgánico, extraído de sustancias minerales, y el orgánico, presente en algunos compuestos vegetales. Cabe destacar que a ninguno de ellos se le prestó demasiada atención hasta 1948, en que el germanio inorgánico se empezó a utilizar como base para diodos, transistores y circuitos electrónicos integrados, por sus propiedades semiconductoras.

El germanio orgánico, que es el que interesa para este tema, resulta esencial en el crecimiento y desarrollo de las plantas, muchas de las cuales los contienen en proporciones apreciables. Entre los alimentos más comunes en nuestra dieta cotidiana, las mayores proporciones se encuentran en el ajo especialmente de origen coreano, dada la riqueza del suelo de esta región en germanio inorgánico. La aloe contiene cantidades relevantes de germanio, con la ventaja de que su calidad es muy superior para uso terapéutico que cualquier otro vegetal conocido. Debe llamar la atención que tanto la aloe como el ajo pertenecen a la familia de la liliáceas.

En el cuerpo humano, el germanio orgánico se encuentra en proporciones muy pequeñas en el bazo, la tiroides, el corazón y los pulmones, desde donde contribuye a aumentar la absorción de oxígeno por las células corporales, provocando su activación y mejorando así los procesos metabólicos.

El investigador japonés Kazuhiko Asai comenzó sus estudios sobre germanio orgánico hacia principios de la década del 60, y a pesar de carecer de un título universitario, situación que no es totalmente clara, sus investigaciones fueron suficientemente científicas como para que la eficacia de sus tratamientos con germanio fuera reconocida por la Academia de Ciencias de Nueva York, que lo nombró miembro en 1975.

Asai y sus seguidores descubrieron, entre otras propiedades, que hasta las células cancerosas pueden recuperar su estado normal cuando se les aumenta su capacidad de absorción de oxígeno de la sangre. Sin embargo, Asai siempre aseguró que no se trata de un medicamento, ya que no combate ninguna enfermedad específica ni presenta actividad alopática alguna, sino que coloca al organismo en condiciones de disponer de todos los mecanismos necesarios de la reconstrucción y optimización de las funciones metabólicas, celulares y del sistema inmunológico, incrementando y regularizando su funcionamiento, de forma tal que controle y rechace las infecciones bacterianas y virales.

Con respecto a la relación entre el germanio orgánico y la aloe, es precisamente el obtenido de esta planta el que ha demostrado tener la más alta calidad en aplicaciones terapéuticas. Se utiliza como estipulante del sistema inmunológico, para incentivar la producción de interferones, como específico en infecciones virales crónicas, enfermedades dérmicas, tumoraciones externas e internas, y como depurador del bazo y el sistema sanguíneo.

Puede ser conveniente señalar que entre las funciones que tiene el bazo están el mantenimiento de volumen de sangre, la producción de cierto tipo de células sanguíneas, la recuperación de material de células sanguíneas agotadas, y probablemente la producción de anticuerpos. Bibliografía señala que en el adulto el bazo se especializa en la destrucción de los eritrocitos(glóbulos rojos) agotados y defectuosos y forma también anticuerpos que permiten mantener la inmunidad contra las enfermedades.

Reitero que en el uso de aloe en el tratamiento contra el cáncer, hemos observados casos de sanación bastante rápida de cáncer mamario y de pulmón.

El uso de la aloe parece ajustarse a muchas de las nuevas recomendaciones para enfrentar el cáncer, como es reforzar el sistema inmunológico.

Interesante información de empleo de ALOE VERA en cáncer animal.

Incluyo a continuación los contenidos de una información que me ha sido enviada con relación a la versión anterior de este artículo:

“De Javier Romagnolo:

Mí perro tiene cáncer de vejiga (es un cocker de 10 años), en junio le detectaron el tumor, le han hecho biopsia y ecografía ratificando el pronóstico.
Desde ese momento le damos de comer Aloe vera (la pulpa mezclada en bolitas de carne picada) conjuntamente con la medicación que le dio el veterinario -piroxicam-.
Bueno el perrito no orinó más sangre (-que fue el primer síntoma que tuvo-); la semana pasada se le hizo otra ecografía y el ecógrafo asombrado preguntó que más se le estaba dando. Los tumores se
redujeron, se hicieron menos densos y las paredes de la vejiga recuperaron su espesor.
Si bien aún no está curado, este tipo de cáncer en perritos suele ser mortal a lo sumo en 6 meses. Ya llevamos 4 meses y nuestro querido compañero está en excelentes condiciones, el veterinario dijo ‘es un
milagro’.

Bueno quería compartir esta información con Uds.

Saludos

Javier Romagnolo
Santa Fe - Argentina”

Nota: Sin dudas es una información muy interesante. La trataré de trasmitir a un académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Pecuarias de la Universidad de Chile. Pienso que puede dar base a una interesante experimentación. He tenido otros antecedentes positivos de uso de medicina natural en el tratamiento de enfermedades en animales
     • 4 Comentarios
     • Cáncer , Medicina natural

4 Comentarios de “La Aloe vera, sus importantes cualidades medicinales y el germanio orgánico que contiene”
   1. # RChateauneufon 11 Oct 2008 at 12:33

Se le respondió de forma privada a Cecilia B. sobre su pregunta del cáncer.
El Aloe serviría contra cualquier tipo de cáncer.
  
  2. # RChateauneufon 28 Oct 2008 at 23:14

Estimado Romagnolo:
Le agradezco la información enviada. Me parece un caso muy interesante. He agregado esta información al artículo de mi página web, que lo motivara a enviarme estos valiosos antecedentes.
Trasmitiré estos antecedentes a la Universidad de Chile, a la Facultad de Ciencias Pecuarias y Medicina Veterinaria. Creo que es un tema que puede motivar investigación científica al respecto.

Atentamente
Rolando Chateauneuf

  3. # Victoria Lozanoon 11 Nov 2008 at 21:04
Hola, muy interesante todo lo que has dicho sobre el aloe vera. Yo he comprobado sus efectos de una manera maravillosa, junto al lisado de corazón y jalea real, constituye un arma efectiva contra el Cáncer.
Trabajo en Concepción en terapias naturales y te informo que cuento con los tres productos para la venta. Ha resultado un éxito en los pacientes con cáncer.

Saludos Cordiales
Victoria Lozano

   4. # RChateauneufon 20 Nov 2008 at 11:40

Victoria Lozano,

Agradezco su información. Interesante sería trasmitir casos de resultados tan positivos. Realmente se aprecia que la Aloe vera tiene cualidades extraordinarias. Estamos avanzando en la segunda edición del Libro que está incluida su primera Edición en mi página. Vamos a destacar resultados con la Aloe vera. Del lisado de corazón no tenemos mayores referencias que las que se pueden obtener de Internet. He sabido que también se ofrece en Santiago. Es interesante saber cómo se logró descubrir sus propiedades, a base del comportamiento de los perros. A la jalea real se le conocen cualidades extraordinarias; debe tenerse presente el efecto que ella produce en el huevo de la reina de la colmena, que colocado en una celdilla especial y con esa alimentación, genera un ser de mayor desarrollo y fértil, de gran capacidad de generar huevos.

Saludos cordiales,

Rolando Chateauneuf

Fuente: http://www.rochade.cl/?p=253

domingo, 25 de julio de 2010

MAS SOBRE EL ALOE VERA

EL ALOE VERA


El Aloe Vera ya se utilizaba desde la más remota antigüedad por sus innumerables propiedades curativas. Los conocimientos sobre el uso de esta “planta milagrosa” se fueron transmitiendo oralmente, de generación en generación, en todos aquellos lugares en los que crecía.
La mayor parte de los botánicos están de acuerdo en que el Aloe Vera es una planta originaria de las zonas cálidas y secas del continente africano. Desde allí y debido a su adaptabilidad, el hombre la ha llevado consigo a otros lugares para asegurarse la inestimable ayuda que proporciona.
Con esta finalidad los conquistadores y misioneros españoles la introdujeron durante los siglos XVI y XVII en las nuevas colonias americanas, plantándola en los alrededores de las misiones de las islas del Caribe, Centroamérica y Sudamérica.
A pesar de su gran parecido al cactus, el Aloe pertenece a la familia de las liliáceas, al igual que el ajo, la cebolla, los espárragos o los tulipanes. Existen más de 250 especies de Aloe en todo el mundo, de las cuales tan sólo tres o cuatro tienen propiedades medicinales. Su tamaño varia desde algunas especies que apenas miden unos centímetros, hasta ciertos áloes africanos que llegan a ser verdaderos árboles que alcanzan alturas de hasta 15 metros y tienen aspecto de palmera.
La variedad con más propiedades medicinales es el Aloe barbadensis (Aloe Vera). La palabra “Aloe” significa sustancia amarga y brillante. Su tamaño es de hasta un metro y medio cuando la planta llega a la madurez (entre los dos y cinco años) y presenta alrededor de 15 hojas. Las hojas más externas se pueden recolectar cada seis semanas. Florece varias veces al año. Las flores de color amarillo púrpura, miran hacia abajo y tienen forma tubular.
Su hábitat es desértico o semidesértico pero también crece en zonas templadas, preferentemente en áreas soleadas y rocosas en donde llueve poco. Sus carnosas hojas están acondicionadas para almacenar grandes cantidades de agua durante mucho tiempo. La respiración de estas plantas es completamente distinta de la del resto de los vegetales: en lugar de expulsar las sustancias a la atmósfera como las otras plantas, el áloe las convierte en almidón que posteriormente utilizará también como alimento propio.

La composición de aloe vera.

Se estima que contiene unas 200 moléculas biológicamente activas. Muchas de estas moléculas se han podido identificar pero los investigadores siguen estudiando la planta e intentado desvelar el secreto de sus propiedades curativas.
Contiene siete de los ocho aminoácidos esenciales para el organismo y dieciocho de los veintidós considerados como secundarios Recordemos que los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas y afectan al buen funcionamiento del cerebro.
Las antraquinonas son potentes antibióticos y tienen propiedades bactericidas, antivíricas, antifúngicas y analgésicas. El Aloe Vera contiene entre otras la aloína que le confiere las propiedades laxantes y calmantes del dolor. También contiene el ácido crisofánico que se emplea en el tratamiento de la psoriasis y algunos hongos cutáneos. Y muchas otras antraquinonas igualmente importantes.
Las enzimas transforman las proteínas que absorbemos, mediante la comida, en aminoácidos, estos son absorbidos a su vez por el cuerpo y se vuelven a convertir en proteínas.
Contiene lignina que favorece la penetración del Aloe a través de las distintas capas de la piel y tiene actividad antibacteriana. Las saponinas tienen cualidades antisépticas y suavizantes de la piel.
Los minerales son oligoelementos presentes en el cuerpo humano en cantidades infinitesimales imprescindibles para el mantenimiento del equilibrio y la salud del organismo. El Aloe contiene entre otros sodio, potasio y cloro de forma equilibrada y orgánica de modo que el organismo los asimila fácilmente. El calcio, el magnesio, el hierro, el cinc, el manganeso, el cobre y el cromo también están presentes en el Aloe. El cinc es importante para la producción de insulina, para el correcto desarrollo de la piel y el cabello. El manganeso es esencial para la formación de los huesos y para el metabolismo de la glucosa. El cobre es muy importante para la producción de ciertas hormonas y para la formación de la sangre. El cromo es imprescindible en el metabolismo de los ácidos grasos, de los azúcares y del colesterol.
El Aloe vera también contiene azúcares como el acemanano que ha demostrado ser muy efectivo como regenerador de tejidos ya que estimula el sistema inmunológico facilitando la creación de células nuevas. Esta sustancia la produce nuestro propio organismo hasta la pubertad pero después de esta fase necesita ser absorbida a través de los alimentos.
Las vitaminas son sustancias esenciales para el mantenimiento de la vida. El Aloe contiene vitamina A fundamental para el desarrollo de los huesos, de la piel y de los tejidos. Vitamina B1 fundamental para el crecimiento de los tejidos y actúa sobre el sistema nervioso. Vitamina B2 vital para el crecimiento y desarrollo de la piel y las uñas y útil para aliviar la fatiga ocular, indispensable para la salud del cerebro y del sistema nervioso. Vitamina B6 esencial para la asimilación de las proteínas y grasas y para la fabricación de los glóbulos rojos. La vitamina C es necesaria para fabricar el colágeno y también interviene en el metabolismo de las grasas. También contiene vitamina E que es antioxidante. La colina fortalece la memoria. El ácido fólico junto con la vitamina B12 participa en la síntesis del ADN, previene la aparición de úlceras bucales, favorece el buen estado de la piel y retrasa la aparición de las canas.
El agua es también un componente importante del áloe ya que contiene un 99'5 % de agua y un 0'5% de componentes sólidos. Es buena conductora de los ingredientes biológicamente activos y cuando se aplica el gel de aloe sobre la piel, el agua permite el paso del oxígeno necesario para reparar el tejido.

Aplicaciones del Aloe Vera



La planta de Aloe se utiliza en el tratamiento de muchos problemas y, en especial, aunque no exclusivamente, todos los que se relacionan con la piel.
El Aloe normaliza el pH, reduce la acidez de estómago y favorece el equilibrio de las bacterias gastrointestinales.
El Aloe acelera la formación de las células fibroblásticas responsables de la formación del colágeno, así se atenúan las arrugas existentes y se reduce la aparición de otras nuevas.
El Aloe evita la formación de las sustancias responsables de los procesos reumáticos y artríticos. El ácido acetilsalicílico que se halla en el Aloe contribuye a reducir la inflamación y el dolor.
El Aloe tiene un efecto broncodilatador y es inmunomodulante y antiinflamatorio por lo que reduce los síntomas del asma.
El Aloe ejerce una acción bactericida y fungicida que elimina la seborrea y arrastra las células muertas del cuero cabelludo.
Permite una cicatrización más rápida (hasta un 50%).
Gracias a su alto contenido en calcio, potasio y celulosa ayuda a la coagulación y cicatrización.
Consumido habitualmente en forma de bebida puede reducir los niveles de colesterol.
Por su acción bactericida permite una limpieza profunda de los dientes.
Esta planta es muy rica en las enzimas digestivas y mejora la absorción de los nutrientes. Elimina las flatulencias.
Tiene un efecto sedante por su alto contenido en analgésicos naturales.
Es un gran hidratante de la piel.
El Aloe elimina la acumulación de melanina que es la causante de las manchas oscuras . Para esto puede utilizarse el gel y también aplicar la hoja de Aloe sobre la piel.
Favorece la regeneración celular y por ello es importante en la cura de distintos problemas de la piel como el acné, la celulitis, dermatitis, eczemas, hemorroides, pie de atleta, arrugas y verrugas.
Protección contra los rayos UVA - El Aloe vera hidrata la piel seca y dañada por el sol además de formar una pantalla que protege contra los rayos ultravioleta.
La psoriasis es una enfermedad de origen aún desconocido que, curiosamente se da en todos los países del mundo. Hace algunos años que los médicos están tratando esta enfermedad con cremas a base de Aloe, combinadas con el consumo interno de este y una dieta equilibrada.
En quemaduras el Aloe Vera acelera el proceso de curación de las quemaduras, estimula el crecimiento de células sanas de la piel y limita la producción del tejido de las cicatrices. La regeneración es tan rápida que nuevas células cutáneas de la epidermis se cierran alrededor de la zona afectada sin producir costra ni cicatriz.
Tiene acción antibacteriana y fungicida.
Gracias a la cantidad de nutrientes que aporta esta planta puede emplearse sólo como tónico y reconstituyente, incluso como desintoxicante natural. Además tiene ocho calorías por cada 28 gramos de zumo así que también resulta adecuado en las dietas de adelgazamiento.
Las cremas de Aloe son muy populares entre los atletas que utilizan el gel de Aloe mezclado con ácido acetilsalicílico para tratas el dolor de las torceduras y los esguinces.
El gel de Aloe reduce el dolor, el sangrado y la inflamación de las encías. Se usa también para combatir el sarro.
El uso tópico del gel de Aloe calma el picor y desinfecta y cicatriza sin producir costras.

Cuidado de la piel

El Aloe reduce las arrugas, elimina la sequedad, limpia y acondiciona el cabello… La combinación de las sustancias que contiene el Aloe vera es capaz de actuar en profundidad y de diferentes formas, dependiendo del tipo de piel sobre el que se aplique. Tiene la capacidad de astringir (secar) las pieles grasas, hidratar las secas, regular la grasa en las acneicas y calmar las pieles irritadas.
Resulta muy útil en pieles atópicas, con tendencia a la alergia, es calmante y antiinflamatorio. También es desinfectante resulta ideal para combatir la presencia de los microorganismos que ayudan a la formación de molestos granos e impurezas en la piel. Contrarresta la infección del acné y colabora en la curación de las manchas, prácticamente sin dejar cicatrices.
Es estimulante y regenerador de la piel. En los casos de envejecimiento prematuro provocado por una excesiva exposición solar, nutre y regenera la piel. El Aloe estimula la síntesis del colágeno y de las fibras de elastina de la piel. Esta acción regeneradora hace que resulte excelente para después del afeitado, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Usando una loción a continuación del afeitado o la depilación podemos evitar la aparición de erupciones, granitos o rojeces, además de cerrar rápidamente los poros dilatados.
También resulta eficaz en la prevención y atenuación de las estrías que acostumbran a aparecer cuando se producen cambios en el volumen corporal (en la adolescencia, tras el embarazo, después de una dieta de adelgazamiento…)

Cuidado del Cabello

El Aloe es eficaz en el cuidado del cabello y del cuero cabelludo. La capacidad de penetración del gel abre los poros del cuero cabelludo y los aminoácidos de la planta revitalizan los tejidos sanos. Logra una limpieza profunda y conduce todas la impurezas a la superficie permitiendo eliminarlas con facilidad. En los cabellos sanos, el áloe sirve como acondicionador al penetrar en las raíces. Las sustancias del áloe tienen una composición química similar a la de la queratina, que es la proteína esencial del cabello, por lo que lo rejuvenece proporcionándole sus mismos nutrientes. El resultado es un cabello más elástico y flexible y, por lo tanto, menos quebradizo.

Otros usos del Aloe Vera


Esta planta medicinal prosee aún muchas más propiedades, por ejemplo, en su estado natural es apreciada por otra de sus virtudes, entre ellas la de absorber prácticamente el 90% de la toxicidad que producen materiales como el PVC, la fibra de vidrio, el barniz o la pintura, así como las radiaciones nocivas que emiten los ordenadores o televisores. Por este motivo es muy aconsejable tener una planta cerca de estos electrodomésticos para que “limpie” y purifique el ambiente a nuestro alrededor.

viernes, 16 de julio de 2010

martes, 13 de julio de 2010

INFUSIÓN DE ALOE VERA



Infusión con flores de Aloe


A lo largo de la historia han sido varias las culturas orientales y europeas que han utilizado las infusiones entre sus bebidas preferidas. Esta bebida que en un principio era punto de encuentro para acompañar una reunión de amigos o de trabajo, demostró que además de esta función proporcionaba efectos beneficiosos para la salud.

Aloe Blossom Herbal Tea, es una bebida sana, natural, exenta de calorías, con un delicioso e inconfundible sabor a canela. No contiene colorantes, ni aromatizantes artificiales, ni conservantes y no contiene cafeína.

Propósito

Estos beneficios para la salud provienen de las sustancias nutritivas y aromáticas que de las hojas y flores son extraídas por el agua caliente cuando se sumergen en ella. Lo que hace especial a la tisana Aloe Blossom Herbal Tea, es la combinación única de sus componentes procedentes de diferentes partes del mundo. Diversos estudios han demostrado los efectos de esta tisana como digestivo, tonificante, estimulante del apetito y carminativo.

Comentario:

Aloe Blossom Herbal Tea es una mezcla natural de hojas, hierbas y especies, especialmente preparadas para ofrecer un gran sabor y un rico aroma. Sin cafeína, ha sido formulado para hacerle sentir una sensación de revitalización. Ya sea que lo beba caliente o si lo prefiera con hielo, Aloe Blossom Herbal Tea cuenta con un atractivo sabor y es fácil de preparar. Este producto internacional combina ingredientes delicadamente escogidos de China, Jamaica, Egipto, Estados Unidos y la India. Con refrescante canela, cáscara de naranja y clavo, imparte un cálido sabor a fruta, junto con flores de sábila de nuestras plantaciones, este té bajo en calorías y refrescante es un gran complemento para nuestro programa de control de peso Forever Lite.

Modo de empleo:

Para preparar la infusión caliente utilizar una bolsita por taza, añadir agua hirviendo y esperar de 4 a 6 minutos antes de retirar la bolsita. Para preparar infusión fría poner dos tazas de agua hirviendo sobre cuatro bolsitas y esperar de cuatro a seis minutos. Retirar las bolsitas y añadir dos tazas de agua fría o hielo. Conservar en frío.

Ingredientes:
Canela, Cáscara de naranja, Clavo, Hojas de zarzamora, Pimienta, Hinojo, Polvo de raíz de Gengibre, Cardamomo, Manzanilla, Gymnema silvestre y Flores de Aloe (secadas por congelación).

Presentación:

25 bolsitas selladas en sobres de aluminio

Nota:
Para preparar una infusión fría poner un litro agua hirviendo sobre cuatro bolsitas y esperar de cuatro a seis minutos. Retirar las bolsitas y esperar o añadir hielo.
Conservar en frigorífico

domingo, 11 de julio de 2010

ALOE VERA EN PASTA DENTAL


El doctor Timothy E. Moore de la Universidad de Oklahoma, ha hecho investigaciones con fabulosos resultados en la aplicación de la Sábila en su práctica de odontología y asegura que la Sábila como pasta de dientes o en forma de extracto de Sábila, ayuda a combatir el sangrado y la gingivitis en las encías y controla la sensibilidad dental además de ayudar a la prevención de las caries sin contar con elementos abrasivos que destruyen con el tiempo el esmalte de los dientes.

La Sábila mezclada con Jojoba ayuda a eliminar la resequedad de los labios y aftas bucales.

Áloe Vera: Su uso potencial en la cura de la herida y control de enfermedades en condiciones orales
Por el Dr. Timothy E. Moore, D.D.S/M.S., P.C.

El aloe vera ha demostrado elevar el mecanismo de defensa y posee varios componentes que ayudan a combatir las enfermedades periodontales, y otras afecciones bucales como Periodontitis. Como alguien quien ha usado el aloe vera constantemente en los últimos catorce años en más de seis mil pacientes documentados, he observado una extraordinaria sanación, reducción de edemas y control del dolor.

Hay ocho usos principales del áloe vera en la práctica dental:

1) Aplicaciones directas en los sitios de cirugía periodontal.

2) Aplicaciones en los tejidos de las encías cuando han sido traumatizados o rasguñados por abrasión (cepillo de dientes/pasta dental), alimentos cortantes, hilo dental, o accidentes con escarbadientes.

3) Quemaduras químicas producidas por accidentes de aspirinas son rápidamente aliviadas.

4) Los sitios de extracción responden más cómodamente y las bolsas / huecos secos no se desarrollan cuando se aplica aloe vera.

5) Lesiones agudas de la boca mejoran con aplicaciones directas sobre virus del herpes, aftas y llagas que aparecen en las esquinas de nuestros labios.

6) Otras enfermedades bucales de naturaleza crónica, problemas de encías asociados con el SIDA, y pacientes con casos de leucemias obtienen mejoría. También se ha comprobado alivio en casos de Glositis Migratoria, Síndrome de Lengua Geográfica y Síndrome de la Boca Quemada.

7) Los pacientes con dentaduras dolorosas y paladares mal ubicados, se pueden beneficiar ya que el aloe actúa como fungicida reduciendo las irritaciones inflamatorias.

8) El aloe vera también se puede usar alrededor de los implantes dentales para controlar las inflamaciones ocasionadas por contaminación de bacterias. Otros desórdenes bucales como la Candidiasis, Gingivitis descamativa y enfermedades vesicolobulosas, leucemia monocítica aguda, desórdenes hematológicos y problemas nutricionales, todos responden positivamente con el uso del aloe vera. También se han visto mejoras en la diabetes melitus, el síndrome de Sjorgen, pacientes menopáusicas y en medicaciones que pueden causar Xerostomía o boca seca.
El interés por el áloe vera está cobrando impulso en todo nuestro país, como los investigadores están cada vez más interesados en la utilización de una terapia alternativa en los productos naturales frente a los agentes sintéticos, se están llevando a cabo investigaciones sobre el Aloe vera actualmente en la Universidad de Oklahoma, la Universidad de Baylor y Loma Linda.
Por último, fue un privilegio de la universidad de Oklahoma comprobar como el uso del áloe vera en las víctimas del bombardeo de abril de 1945 sobre la ciudad de Hiroshima, curaban sus heridas y aliviaban el dolor en menos tiempo que a los afectados tratados con otros medicamentos.
El Aloe vera tiene un futuro sin límites en nuevas aplicaciones, y tengo la sensación de que estamos en Odontología sólo a la vanguardia de la utilización prometedora del áloe para procesos antiinflamatorios, antivirales y beneficios inmunológicos para nuestros pacientes.


Fuente: (en inglés) http://www.internetaloe.co.uk/downloads/use_of_aloe_vera_in_dentistry.pdf

PRUEBA DEL PRODUCTO



lunes, 5 de julio de 2010

El Aloe Vera, alimento funcional

Revista chilena de nutrición
versión On-line ISSN 0717-7518
Rev. chil. nutr. v.32 n.3 Santiago dic. 2005
doi: 10.4067/S0717-75182005000300005
Rev Chil Nutr Vol. 32, No 3, Diciembre 2005
EL ALOE VERA (ALOE BARBADENSIS MILLER) COMO COMPONENTE DE ALIMENTOS FUNCIONALES
ALOE VERA (ALOE BARBADENSIS MILLER) AS A COMPONENT OF FUNCTIONAL FOODS
Antonio Vega G., Nevenka Ampuero C., Luis Díaz N., Roberto Lemus M.

Departamento de Ingeniería en Alimentos, Universidad de La Serena, La Serena, Chile.
________________________________________
ABSTRACT
Because of the current population concern and interest about health conditions and life quality, the demand for natural products has increased, inducing the pharmaceutical and food industries to focus its efforts in researches related to their use. One of the most demanding raw materials both in foreign and national markets is Aloe Vera, a vegetable which can be obtained for cosmetics, pharmaceutical and food purposes. From the point of view of human nutrition, scientists have identified more than 75 components in Aloe Vera, mainly vitamins, minerals, enzymes and amino acids, besides other substances of interest to our organism with emollient, healing, clotting, moisturizing, antiallergenic, antiseptic, antinflammatory, astringent, choleretic and laxative action. Thus this plant can provide nutritional components as raw material to elaborate functional foods, considered as «future food» nowadays. Aloe vera can become an excellent source of chemical nutritional products for the development of new products for the Chilean food industry.

Key words: Aloe vera, functional foods, nutrition, properties
Este trabajo fue recibido el 3 de Agosto de 2005 y aceptado para ser publicado el 15 de Noviembre de 2005.
________________________________________

Origen e historia del Aloe vera

La planta de Aloe vera es originaria de África, específicamente de la península de Arabia. Su nombre genérico Aloe proviene del término árabe alloeh que significa sustancia brillante y amarga, se le denomina también con el nombre de sábila; ésta y otras variantes se debe a la deformación del vocablo árabe Çabila que significa planta espinosa. Al continente americano fue introducida por Cristóbal Colón en los tiempos del descubrimiento de América, debido a que éste la utilizaba como medicina para su tripulación. En esos años España ya tenía plantaciones considerables de este vegetal, probablemente dejadas como herencia de la invasión musulmana.

El Aloe vera durante siglos fue utilizada por sus propiedades medicinales y terapéuticas sin ningún entendimiento claro o análisis científico de cada una de sus propiedades (1). En la actualidad, se usa en muchos lugares del mundo en la medicina moderna para tratar múltiples enfermedades, además de ser utilizada en la industria cosmetológica, farmacéutica y alimentaria.
Clasificación botánica de la planta

El Aloe vera pertenece al reino Plantae; División:
Magnoliophyta; Clase: Liliopsida; Orden: Liliales; Familia: Liliaceaes; Género: Aloe; Especie: Aloe barbadensis (Miller); nombre común: Aloe vera (2).

Dentro de ésta familia también se encuentran el ajo, la cebolla y los espárragos, todos son conocidos por presentar ciertas propiedades medicinales (3,4).






Es una planta de hojas alargadas, carnosas y ricas en agua, alcanza una altura de 50 a 70 cm; las hojas están agrupadas hacia el extremo, con tallos de 30 a 40 cm de longitud, poseen el borde espinoso dentado; las flores son tubulares, colgantes, amarillas (5). Esta planta es xerófila, o sea, se adapta a vivir en áreas de poca disponibilidad de agua y se caracteriza por poseer tejidos para el almacenamiento de agua (6,7).

Propiedades generales del Aloe Vera

El Aloe Vera es una planta de gran interés medicinal utilizada como tal desde hace más de 3000 años. De alrededor de 300 especies de Aloe, se ha demostrado científicamente que son cuatro tipos los que presentan mayores propiedades medicinales: Aloe barbadensis Miller, Aloe perryi Baker, Aloe ferox y Aloe arborescens. No obstante, el Aloe barbadensis Miller es considerada como la más utilizada en la medicina curativa y la más popular en el mundo entero llamada comúnmente Aloe vera (3, 8).

Desde las hojas de la planta de Aloe vera se pueden obtener tres tipos de productos comerciales:

• Un exudado seco, excretado desde las células de aloína presentes en la zona vascular, comúnmente denominado Aloe. Es una droga natural bien conocida por su efecto catártico y también utilizado como un agente amargo en bebidas alcohólicas.

• Un líquido concentrado de mucílagos presentes en el centro de las hojas, conocido como gel, el que es usado como un producto dermatológico y como un agente beneficioso para la piel, al aportar suavidad y tersura, propiedades que son aprovechadas en la industria cosmetológica y farmacéutica. Además éste gel es utilizado en varias bebidas como suplemento dietético.

• El aceite, extraído mediante solventes orgánicos, es la fracción lipídica de las hojas y es utilizada solo en la industria cosmetológica como un transportador de pigmento y agente sedante (9, 10).

Muchas propiedades han sido atribuidas a esta planta, por ejemplo su acción desinfectante, antiviral, antibacterial, laxante, protección contra la radiación, antiinflamatorio e inmunoestimulatorio (11). Se destaca su actividad contra enfermedades de la piel, como dermatitis, psoriasis y contra los daños de la irradiación, también ayuda a las afecciones en los ojos. Por otra parte ayuda en los desórdenes intestinales, tales como estreñimiento atribuyéndole acción antidisentérica, antihemorroidal, cicatrizante, laxante y coletérica (5, 12, 13).

Estructura celular del tejido

Se observa la forma característica de una hoja madura de la planta de Aloe vera, y en la figura anidada se muestra un corte transversal ampliado de la sección indicada en el rectángulo, donde se distinguen claramente dos partes de la hoja; una corteza externa gruesa de color verde (piel) y una abundante pulpa interna (gel), constituida mayoritariamente de agua, ya que la materia seca sólo representa un 0,9 %.

En la figura 3, se muestran células del parénquima central del gel de Aloe vera fresco, obsérvese su forma hexagonal y el ordenamiento de las mismas, además de su alto contenido en agua (mayor a 0,985 g agua/g m.s.) (14), envueltas por una delgada pared celular.

El gel de Aloe vera contiene alrededor de 98,5% de agua, es rico en mucílagos. Los mucílagos se caracterizan por estar formados por ácidos galacturónicos, glucorónicos y unidos a azúcares como glucosa, galactosa y arabinosa. También están presentes otros polisacáridos con alto contenido en ácidos urónicos, fructosa y otros azúcares hidrolizables.

Químicamente se caracteriza por la presencia de compuestos fenólicos de gran poder antioxidante, que son generalmente clasificados en dos grupos principales: las cromonas y las antroquinonas.

Las cromonas son componentes bioactivos en fuentes naturales, se utilizan como antiinflamatorios y antibióticos. Dentro de ellos podemos encontrar a Aloesin, también denominada Aloeresin B (15) y el Aloeresin A (16).

Las antraquinonas son compuestos aromáticos polihidroxilados, que constituyen el numeroso grupo de sustancias polifenólicas que conforman la base y la fuente de una importante cantidad de colorantes. Las antroquinonas pueden encontrarse en la corteza y la raíz de diversos géneros y especies de las familias: Leguminosas, Rubiáceas, Liliáceas. Dentro de las antraquinonas se encuentran la Aloína llamada también Barbaloína (17); la Isobarbaloína y la Aloemodina (18).

Varios polisacáridos han sido detectados y aislados desde la pulpa del Aloe vera, incluyendo manosa (19), galactosa, arabinosa, sustancias pécticas y ácido glucurónico (20). Estudios han identificado a la manosa como el azúcar más importante presente en el gel de Aloe vera (21), mientras que otros estudios han reportado la ausencia de este azúcar, encontrando a su vez a las sustancias pécticas como el mayor componente (11). Las pectinas forman un grupo complejo de polisacáridos, que están constituidas de ácido galacturónico unidas por enlaces _ (1Æ4) (22). Las discrepancias señaladas se deben principalmente a los diferentes lugares geográficos en donde se desarrolla la planta de Aloe vera (23).

Otros polisacáridos presentes en el gel de Aloe vera son: glucomanano y acemanano (24). El primero es un polisacárido, del tipo heteropolisacárido, el cual presenta una estructura química compuesta por D-manosa y D-glucosa (en una porción 8: 5, respectivamente), unidas por enlaces ß (1Æ 4) al igual que el acemanano (25).
Propiedades antimicrobianas

Muchas de las actividades biológicas, incluyendo antiviral, antibacterial, han sido atribuidas al Aloe Vera, en particular a los polisacáridos presentes en él (11, 26). Las antraquinonas como la Aloemodina en general actúan sobre los virus, lo que trae como resultado la prevención de la adsorción del virus y consecuentemente impedir su replicación (27).
El acemanano es una sustancia producida por nuestro organismo hasta antes de la pubertad, posterior a esta etapa del crecimiento, solo es absorbida a través de los alimentos. Su presencia aumenta la resistencia inmunológica de nuestro organismo contra parásitos, virus y bacterias causantes de enfermedades.
Propiedades nutricionales y funcionales del Aloe Vera

El Aloe Vera contiene algunas vitaminas hidrosolubles como: tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), ácido fólico y ácido ascórbico (C); y entre las liposolubles las vitaminas A y E (4,8). Algunas investigaciones sugieren que también presenta trazas de vitamina B12, la cual es normalmente extraída de fuente animal.

La vitamina B1, ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía y colabora con la actividad del corazón y el sistema cardiovascular, ayudando también a la función del cerebro y del sistema nervioso. La deficiencia de esta vitamina ocasiona una polineuritis (proceso inflamatorio o degenerativo de los nervios) resultando en una debilidad general y rigidez dolorosa de los miembros.

La vitamina B2, funciona en conjunto con otras vitaminas del complejo B y es importante en el crecimiento corporal, la producción de glóbulos rojos y en la liberación de energía de los carbohidratos. La deficiencia de esta vitamina produce una grave inflamación en la boca y lengua. En casos extremos ocasiona una inflamación gastrointestinal con abundante diarrea.

La función principal de la vitamina B3 es convertir los alimentos en energía y la deficiencia de ella se traduce en la enfermedad conocida como pelagra cuyos efectos son dermatitis, diarreas y en casos extremos trastornos mentales.

El ácido fólico en la actualidad es de mucha importancia, pues se ha demostrado que la ingesta de éste ácido previene las malformaciones congénitas del Sistema Nervioso Central que se traduce en abortos espontáneos, muertes al nacer, muertes durante el primer año de vida o discapacidad permanente.
La vitamina C ayuda al desarrollo de dientes y encías sanos, a la adsorción del hierro y al mantenimiento del tejido conectivo normal, así como también a la cicatrización de heridas. Además es un antioxidante poderoso atrapando radicales libres en la fase acuosa.

La principal función de la vitamina E es actuar como antioxidante natural ya que reacciona con los radicales libres que se generan en la fase lipídica protegiendo a los lípidos de las membranas, también desempeña una función fisicoquímica en el ordenamiento de las membranas lipídicas, estabilizando las estructuras de membranas (28). La vitamina A también actúa en la fase lipídica atrapando radicales libres y protegiendo de la oxidación a las sustancias liposolubles. En general esta vitamina ayuda a proteger la piel para que no se produzca erupciones cutáneas, acné y psoriasis.

En cuanto a la presencia de minerales en Aloe vera, han sido identificados: calcio, fósforo, potasio, hierro, sodio, magnesio, manganeso, cobre, cromo, cinc.

El Aloe contiene alrededor de 17 aminoácidos, los cuales fueron detectados cuando el extracto de Aloe Vera a estudiar se encontraba en estado fresco, donde el aminoácido principal es Arginina representando un 20% del total de los aminoácidos (29).

Además presenta enzimas como la oxidasa, catalasa y amilasa (30). La catalasa integra parte del sistema antioxidante y es importante ya que su función es destruir el H2O2 generado durante el metabolismo celular (31).

El glucomanano es una fibra muy soluble, que posee una excepcional capacidad de captar agua, formando soluciones muy viscosas. Posee un alto peso molecular y una viscosidad más elevada que cualquiera fibra conocida. Se ha demostrado que es eficaz para combatir la obesidad, por la sensación de saciedad que produce; en el estreñimiento debido a que aumenta el volumen fecal; asimismo disminuye los niveles de glucosa e insulina, probablemente debido a que retrasa el vaciado gástrico y, por lo tanto, dificulta el acceso de la glucosa a la mucosa intestinal (32).
Aloe vera como componente de un alimento funcional

En la actualidad la investigación en nutrición humana esta centrada en los componentes de los alimentos que además de ser nutritivos favorecen y contribuyen a mejorar el estado de salud del ser humano. El centro de mayor interés se ubica en la relación entre la alimentación y las enfermedades crónicas no transmisibles y los efectos de la nutrición sobre las funciones cognitivas, inmunitarias, capacidad de trabajo y rendimiento deportivo. Para la industria alimentaria, esta situación representa una oportunidad de abrir nuevas líneas de productos, con importante valor agregado y de gran aceptación por parte de los consumidores (33).

La investigación científica que se ha llevado a cabo en las últimas décadas ha demostrado el papel que juegan ciertos componentes químicos-nutricionales en la prevención y tratamiento de muchas enfermedades. Esta situación ha provocado un cambio del simple concepto de alimento como fuente de nutrientes a uno más integral que traduce la potencialidad que los alimentos pueden tener, no sólo de nutrir sino también de prevenir y curar enfermedades (34). Aquí entran a jugar un rol importante, en la nueva focalización de la industria alimentaria, los denominados alimentos funcionales, los cuales según la Academia Nacional de Ciencias (EEUU) ha definido como: «Alimentos modificados, o que tengan un ingrediente que demuestre una acción que incremente el bienestar del individuo o disminuya los riesgos de enfermedades, más allá de la función tradicional de los nutrientes que contiene». Para la Comunidad Europea, se define alimento funcional como: «Alimento que contiene un componente nutriente o no nutriente que posea un efecto selectivo sobre una o varias funciones del organismo, cuyos efectos positivos justifican que pueda reivindicarse que es funcional (fisiológico) o incluso saludable». En el caso de Chile, el INTA, se refiere a los alimentos funcionales como «Aquellos alimentos que en forma natural o procesada, contienen componentes que ejercen efecto beneficiosos para la salud, que van más allá de la nutrición».

En general, todos los alimentos funcionales son apreciados al ser considerados como promotores de la salud. Asimismo, los alimentos funcionales se distinguen por ser un aporte a la salud en cuanto contienen sustancias químicas que contribuyen a prevenir ciertas enfermedades crónicas no trasmisibles; reducen el riesgo de algún tipo de anomalías de carácter fisiológico y, en general contribuyen al buen estado de salud del individuo que le permite prolongar o mejorar su calidad de vida.

En función de lo expresado en los párrafos precedentes y por las investigaciones científicas realizadas sobre la composición y las propiedades del Aloe vera, donde se demuestra que posee características y propiedades específicas y beneficiosas para la salud y nutrición humana, es que el Aloe vera puede ser considerado como materia prima o ingrediente principal en la elaboración de alimentos funcionales. Consecuentemente, el Aloe vera se convierte en una excelente fuente de productos químicos nutricionales para el desarrollo y comercialización de nuevos productos para la industria de alimentos funcionales en Chile.
Resumen

Debido a la preocupación e interés actual de la población por las condiciones de salud y calidad de vida, es que ha aumentado la demanda de productos naturales, lo cual hace que las industrias farmacéuticas y de los alimentos centren sus esfuerzos en investigaciones relacionadas con su utilización. Una de las materias primas de gran demanda, tanto en el mercado externo como en el nacional, es el Aloe vera, vegetal del cual se pueden obtener productos con fines cosmetológicos, farmacéuticos y alimenticios. Desde el punto de vista de la nutrición humana, los científicos han identificado más de 75 compuestos en el Aloe vera; principalmente vitaminas, minerales, enzimas y aminoácidos, además de otras sustancias de interés para nuestro organismo con acción emoliente, cicatrizante, coagulante, hidratante, antialérgica, desinfectante, antiinflamatoria, astringente, colerética y laxante. Por lo tanto, esta planta puede aportar componentes nutricionales como materia prima para la elaboración de alimentos funcionales, considerados en la actualidad como los alimentos del futuro. Así, el Aloe vera puede convertirse en una excelente fuente de productos químicos nutricionales para el desarrollo y comercialización de nuevos productos para la industria de alimentos chilena.

Palabras claves: Aloe vera, alimentos funcionales, nutrición, propiedades

Bibliografía


1. Eshun K, He Q. Aloe vera: A Valuable Ingredient for the Food, Pharmaceutical and Cosmetic Industries A Rev Critical Reviews in Food Science Nutr 2004; 44: 91-96. [ Links ]
2. Castro R. Determinación de los sitios óptimos para establecimiento de Aloe vera (Aloe barbadensis Miller) en las comunidades agrícolas de la IV región con fines reproductivos y de recuperación de suelos. Proyecto CORFO 2004 (en ejecución).
3. Urch D. Aloe vera-Nature’s Gift. Blackdown Publications, Bristol, England 1999; pp 7-13. [ Links ]
4. Lawless J, Allan J. Aloe vera- Natural Wonder Cure. Harper Collins Publishers, Hammersmith, London, 2000; 5-12, 50-75, 161-165. [ Links ]
5. Martínez M, Betancourt J, Alonso N. Ausencia de actividad antimicrobiana de un extracto acuoso liofilizado de Aloe vera (Sábila). Rev Cubana Plantas Medic 1996; 1: 18-20. [ Links ]
6. Denius H.R, Homm P. The Relation between photosynthesis, respiration, and crassulacean acid metabolism in leaf slices of Aloe Arborescens Mill. Plant Physiol 1972; 49:873-880. [ Links ]
7. Kluge M, Knapp I, Kramer D, Schwerdtner I, Ritter H. Crassulacean acid metabolism (CAM) in leaves of Aloe arborescens Mill: comparative studies of the carbon metabolism of chlorochym and central hydrenchym. Planta 1979; 145: 357-363. [ Links ]
8. Atherton P. First Aid Plant. Chemistry in Britain 1998; 34: 33-36. [ Links ]
9. Burger A, Grubert M, Schuster O. Aloe vera- The renascence of a tradicional natural drug as a dermopharmaceutical. SOFW J 1994; 120: 527-529. [ Links ]
10. Baudo G. Aloe vera. Erboristeria Domani 1992; 2: 29-33. [ Links ]
11. Ni Y, Turner D, Yates K.M, Tizard I. Isolation and characterization of structural components of Aloe vera L. leaf pulp. International Immunopharmacology 2004; 4: 1745-1755. [ Links ]
12. Chanfrau J.E, Leyes E.A, Ruiz Z, Pavón V. Determinación de polisacáridos totales en gel de Aloe vera L. para su empleo como materia prima en formulaciones de suplementos dietéticos. Alimentaria 2000; 313:79-82 [ Links ]
13. Serrano A. Aloe vera: ¿Respalda la evidencia científica las cualidades que le atribuye la medicina natural? Metas de Enfermería 2005; 8: 21-22. [ Links ]
14. Rowe TD, Park LM. Phytochemical study of Aloe vera Leaf. J Am Pharamaceut Assoc 1941; 30: 262-266. [ Links ]
15. Dagne E, Bisrat D, Viljoen A, Van Wyk B-E. Chemistry of Aloe Species. Curr Organic Chem 2000; 4: 1055-1078. [ Links ]
16. Van Wyk B.E, Van Rheede van Oudtshoorn M.C.B, Smith G.F. Geographical variation in the major compounds of Aloe ferox leaf exudate. Plantas medicinales 1995; 61: 250-253. [ Links ]
17. Tschaplinsk T, González M, Gebre G, Paez A. Growth, soluble carbohydrates, and aloin concentration of Aloe vera plants exponed to three irradiance levels. Environmen Experimental Botany 2000; 44: 133-139. [ Links ]
18. Rivero R, Rodríguez E, Menéndez R, Fernández J, Del Barrio G, González M. Obtención y caracterización preliminar un extracto de Aloe vera L. con actividad antiviral. Rev Cubana Plantas Medic 2002; 7: 32-38 [ Links ]
19. T’Hart L.A, Van den Berg A.J.J, Kuis L, Van Dijk H, Labadie R.P. An anti-complementary polysaccharide with immunological adjuvant activity from the leaf parenchyma gel of Aloe vera. Plantas Medicinales 1989; 55: 509-512. [ Links ]
20. Mandal G, Das A. Structure of the glucomannan isolated from the leaves of Aloe barbadensis Miller. Carbohydr res 1980; 87: 249-256. [ Links ]
21. Yagi A, Hamada K, Mihashi K, Harada N, Nishioka I. Structure determination of polysaccharides in Aloe saponaria (Hill) haw (liliaceae). J Pharmacol Sciencs 1984; 73: 62-65. [ Links ]
22. Brandão E, Andrade C. Influência de Fatores Estructurais no Processo de Gelificação de Pectinas de Alto Grau de Metoxilação. Polímeros Ciencia Tecnol 1999; 9: 38-44. [ Links ]
23. Grindlay D, Reynolds T. The Aloe vera phenomenon: a review of the properties and modern uses of the leaf parenchyma gel. Journal Ethnopharmacol 1986; 16: 117-151. [ Links ]
24. Pasco D, ElSohly M, Ross S, Pugh N. Characterization of Aloeride, a New High- Molecular-Weight Polysaccharide from Aloe Vera with Immunostimulatory Activity. J Agricult Food Chem 2001; 49: 1030-1034. [ Links ]
25. Hu Q, Xu J, Hu Y. Evaluation of Antioxidant Potencial of Aloe vera (Aloe barbadensis Miller) Extracts. J Agricul and Food Chem 2003; 51: 7788-7791. [ Links ]
26. García A, Vizoso A, Ramos A, Piloto J, Pavón V, Rodríguez E. Estudio toxicogenético de un polisacárido del gel de Aloe vera L. Rev Cubana Plantas Medic 2001; 2: 52-55. [ Links ]
27. Vander D.A, Vlietinick A.J, Hoof L.V. Plant products as potencial antiviral agents. Bull Ints Pasteur 1986; 844: 101-105. [ Links ]
28. Pita G. Funciones de la Vitamina E en la nutrición humana. Rev Cubana Aliment Nutr 1997;11:46-57. [ Links ]
29. Waller G.R, Mangialico S, Ritchey C.R.A chemical investigation of Aloe barbadensis Miller. Proceedings of the Oklahoma Academy of Science 1978; 58: 69-76. [ Links ]
30. Rowe T.D, Parks L.M. Phytochemical study of Aloe vera leaf. J Am Pharmaceut Assoc 1941; 30: 262-266. [ Links ]
31. Céspedes E, Hernández I, Llópiz N. Enzimas que participan como barreras fisiológicas para eliminar los radicales libres: II. Catalasa. Rev Cubana Invest Bioméd 1996; 15: 23-28. [ Links ]
32. González A, Fernández N, Sahagún A, García J.J, Díez M, Calle A, Castro L, Sierra M. Glucomanano: propiedades y aplicaciones terapéuticas. Nutr Hospitalaria 2004; 19: 45-50. [ Links ]
33. Araya H, Lutz M. Alimentos Funcionales y Saludables. Rev Chilena Nutr 2003; 30: 8-14. [ Links ]
34. Sedó P. Alimentos Funcionales: Análisis generales acerca de las características químico-nutricionales, desarrollo industrial y legislación alimentaria. Rev Costarricense Salud Pública 2001; 10: 18-19. [ Links ]

Dirigir la correspondencia a:
Profesor Antonio Vega G.
Departamento de Ingeniería en Alimentos,
Universidad de La Serena,
La Serena, Chile.
Casilla 599,
e-mail: avegag@userena.cl