Páginas

sábado, 8 de mayo de 2010

ADIOS A LA MELANCOLIA INVERNAL

Durante los días más cortos del invierno, algunas veces se nos hace difícil salir de la cama cada mañana antes de la salida del sol. Y a menudo desearíamos tener unas horas más de luz después del trabajo para poder participar en actividades al aire libre o para realizar otras tareas. Los días sin luz del sol pueden dejarnos con la sensación de que es preferible quedarnos en la cama. De hecho, algunas veces la melancolía invernal va más allá de solo desear la luz del sol. Debido a niveles variables de melatonina (la hormona del sueño) y serotonina (la hormona de energía), algunas personas experimentan síntomas como apatía, dificultad para concentrarse, ansias de comer dulces y carbohidratos, y cambios en el estado de ánimo y en los niveles de energía. Afortunadamente, hay varias maneras de combatir estas variaciones hormonales que lo ayudarán a sobreponerse a la melancolía invernal.

EJERCICIO
Se ha probado que el ejercicio aeróbico aumenta los niveles de serotonina y por ello puede combatir específicamente la melancolía invernal. El completar sólo una hora de ejercicios al aire libre, ya sea snowshoeing o una caminata en la nieve con raquetas, esquiar, caminar, correr, o andar en bicicleta, puede tener el efecto de 2.5 horas bajo terapia de luz. Así que abríguese bien, y salga al aire libre a hacer ejercicios con el fin de levantar su estado de ánimo y aumentar la exposición a la luz del sol, aún en los días nublados. El ejercicio puede disminuir el estrés, mejorar su ánimo, y disminuir la melancolía ocasionada por las pocas horas de luz durante los días de invierno.

NUTRICION
La próxima vez que sienta ansias de comer algo dulce, salado, o alimentos a base de almidones, deténgase a pensar en cómo lo harán sentirse. Los carbohidratos simples y los azúcares crean una reacción química en el cerebro que libera serotonina, la hormona del placer y la energía; por lo tanto, nuestros cuerpos a menudo están acostumbrados a usar los dulces como medio para liberar esta hormona. Esto significa que a menudo tenemos ansias que tienen que ver más con nuestros cerebros, y NO con nuestros estómagos. Aunque sentimos un aumento instantáneo de energía después de haber consumido estos alimentos, el recargarse de dulces causa una reacción contraria a la subida repentina de azúcar, seguida de una caída de glucosa en la sangre después de la bajada de azúcar. Si usted siente estas ansias en invierno, primero espere unos minutos para determinar si el deseo está relacionado con su estado de ánimo.
Si las ansias tienen que ver con ese estado de ánimo, escoja una actividad que le ayude a sentirse más optimista tales como unos cuantos ejercicios de estiramiento, o salir a caminar cerca de su casa.
Si usted ve que verdaderamente tiene hambre, coma una pequeña merienda que incluya una proteína saludable y un carbohidrato, tal como queso con una manzana, o una rama de apio con mantequilla de cacahuate. Estas combinaciones evitarán una subida repentina del azúcar en la sangre.

PATRONES DE SUEÑO
En nuestra cultura hemos llegado a ver el sueño como un lujo. El sueño es a menudo lo primero de lo cual prescindimos cuando estamos muy ocupados. Algunas personas descubren que sufren de insomnio cuando llegan los meses de invierno, dado que se interrumpen los ritmos naturales de sueño que siguen la luz del sol. Aprenda a ver el sueño como una necesidad como la comida, el agua y el aire. Tanto como sea posible, siga una rutina regular de 8 horas de sueño al establecer un horario regular para acostarse y levantarse a la misma hora cada día, incluso durante los fines de semana. Usted tal vez piense que dormir más curará su fatiga, cuando en realidad puede aumentar la sensación de melancolía. Dormir más de la cuenta puede causar un aumento de la melatonina (la hormona del sueño) en la corriente sanguínea, lo cual puede a su vez ocasionar un aumento en la depresión. Lo mejor que puede hacer es mantener un horario fijo de sueño de calidad, combinado con una caminata al aire libre o abrir las cortinas de su habitación apenas se despierte.

Forever Internacional nº83